Tamaño del texto A A A

Contribución de Kuwait lleva asistencia de invierno vital a más de 50.000 refugiados sirios en Jordania

Actualmente, Jordania alberga a más de 655.000 refugiados sirios registrados. Muchos de ellos viven fuera de los tres campamentos de refugiados.

GINEBRA, Suiza, 11 de diciembre de 2017 (ACNUR) – Un adicional de 50.000 refugiados sirios en Jordania recibirá asistencia de invierno del ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Gracias a la más reciente contribución de 5 millones de dólares de parte de Kuwait, ACNUR podrá incluir a otras 14.300 familias refugiadas sirias en su programa de asistencia monetaria para el invierno en Jordania. Preparándose para el invierno 2017/2018, ACNUR y sus socios buscan brindar asistencia a más de 3,8 millones de personas refugiadas y desplazadas de Siria e Irak en la región de Medio Oriente.

La donación oportuna de Kuwait se dispersará a través de intervenciones en efectivo para el invierno en áreas urbanas de Jordania como una subvención única a través de cajeros automáticos equipados.

Actualmente, Jordania alberga a más de 655.000 refugiados sirios registrados. Muchos de ellos, casi el 80 por ciento, viven fuera de los tres campamentos de refugiados. Para la mayoría, este será su séptimo invierno en desplazamiento.

A pesar de las mejoras en el acceso al mercado laboral en el último año, cuatro de cada cinco refugiados fuera de los campamentos caen por debajo de la línea de pobreza nacional de 96 dólares per capita por mes. Esto representa una lucha diaria y dificultades para satisfacer las necesidades más básicas y acceder a servicios adecuados de alojamiento, alimentación, atención médica y educación.

Los refugiados son particularmente vulnerables durante los meses de invierno cuando las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación, ya que las familias refugiadas desesperadas e indigentes no pueden hacer frente a los costos de calefacción, aislamiento y vestimenta adecuada.

“La asistencia en efectivo para el invierno ha demostrado ser la forma más efectiva y flexible de apoyar a las familias de refugiados vulnerables en Jordania. Esta contribución kuwaití permite al ACNUR en este momento crítico ayudar a más familias de refugiados a aliviar parte del sufrimiento y las cargas del frío invierno”, dijo Amin Awad, Director para Medio Oriente y Norte de África. “La gran mayoría de los refugiados utiliza la asistencia en efectivo para cubrir los costos de su calefacción y para obtener los elementos esenciales, incluidas mantas, ropa y zapatos”, agregó.

La donación, en particular, apoyará a las familias vulnerables, incluyendo los hogares encabezados por mujeres, las familias que cuidan a miembros con condiciones médicas, personas con discapacidades, adultos mayores y las familias con necesidades específicas de protección física y legal, entre otros.

Kuwait colabora con el ACNUR desde hace mucho tiempo. El país ha contribuido con más de 360 millones de dólares al ACNUR en los últimos cuatro años para abordar las necesidades críticas de los refugiados y los desplazados internos en las crisis de Siria e Irak.

Los preparativos de invierno del ACNUR continúan en toda la región del Medio Oriente y el Norte de África, ya que 1,6 millones de refugiados y desplazados sirios e iraquíes ya han recibido apoyo.

Más de 5,3 millones de sirios viven como refugiados en Jordania, Turquía, Líbano, Irak y más allá.