Tamaño del texto A A A

Costa Rica comprometida con la integración de las personas refugiadas

“Nadie elige ser refugiado, pero nosotros podemos elegir integrarlos”, con esta frase Costa Rica celebra el primer Día Nacional de la Persona Refugiada y el Día Mundial del Refugiado, este 20 de junio, y renueva su compromiso por mejorar las condiciones de esta población.

SAN JOSÉ, Costa Rica, 20 de junio de 2016 (ACNUR; Gobierno de la República de Costa Rica; Dirección General de Migración y Extranjería) - “Nadie elige ser refugiado, pero nosotros podemos elegir integrarlos”, con esta frase Costa Rica celebra el primer Día Nacional de la Persona Refugiada y el Día Mundial del Refugiado, este 20 de junio, y renueva su compromiso por mejorar las condiciones de esta población. A abril de este año, hay 3,685 personas que viven en condición de refugiados en el país y de enero a abril la Dirección General de Migración y Extranjería ha recibido 1,492 solicitudes de la condición de refugiado.

Este año la campaña de comunicación resalta el aporte de las personas refugiadas, así como la importancia de integrarlas a la sociedad por medio de oportunidades que permitan el desarrollo de todo su potencial y la aplicación de sus conocimientos.  Cuantas más oportunidades de integración se les brinde, más posibilidades de mejorar su calidad de vida y de contribuir a la sociedad costarricense. La campaña de comunicación es liderada por el Gobierno de la República en colaboración con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Además, entre el 20 y 26 de junio se desarrollarán actividades que buscan sensibilizar a la población nacional, promover la integración de las personas refugiadas y resaltar su aporte a nuestro país, generalmente invisibilizado. Entre ellos habrá cineforos y dos conciertos con la Orquesta Sinfónica Nacional.

“Las personas que militamos en derechos humanos hemos aprendido que los caminos que conducen a la realización de los mismos están llenos de escollos que, a veces, pensamos que son infranqueables pero, finalmente, los superamos. La integración de la persona refugiada es una utopía realizable”,manifestó la Viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz Quesada. 

El 20 de junio fue declarado Día Nacional mediante el Decreto Ejecutivo No 39053-MP-MGP, emitido por la Presidencia de la República y el Ministerio de Gobernación y Policía. El Gobierno costarricense también confirmó su compromiso de apoyar la integración de las personas refugiadas al país y el respeto a sus derechos humanos por medio de la firma de un Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de la Presidencia, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y el ACNUR. Este acuerdo nace como parte de la coordinación que desempeña el Consejo Social Presidencial.

Recientemente, las instituciones públicas han conformado un grupo de trabajo en el que ya se identificaron 31 programas de apoyo social a los que pueden acceder personas refugiadas. Estas entidades trabajan en mejoras concretas en el acceso y desarrollo que esta población tiene a estos programas. Estas iniciativas refuerzan la idea de integración que el ACNUR promueve internacionalmente en el marco de las celebraciones del Día Mundial del Refugiado.

“Estoy seguro que en el 2016 y los años venideros la sociedad costarricense seguirá demostrando su solidaridad y acogida y por tanto esperamos grandes resultados que confirmen que Costa Rica es un país  líder en la protección e integración de los refugiados”  afirma Carlos Maldonado, representante del ACNUR en Costa Rica.

El Día Mundial del Refugiado nace por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2000 y se celebra el 20 de junio en conmemoración de la entrada en vigencia de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, con el objetivo de hacer un llamado de atención a nivel mundial sobre la situación de los refugiados alrededor del mundo. Costa Rica es uno de los pocos países que cuenta con un día nacional.

Entre otras inicitativas conjuntas, el Tribunal Supremo de Elecciones y el ACNUR han apoyado a 1,394 personas que estaban en riesgo de apatridia en Costa Rica.