Tamaño del texto A A A

Declaración de António Guterres ante el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la crisis en Siria

António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, habló ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la crisis humanitaria en Siria.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 30 de agosto (ACNUR) - António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, habló el jueves ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la “dramática y cada vez más grave crisis humanitaria” en Siria, al tiempo que pidió un mayor apoyo internacional a los esfuerzos de socorro.

Refiriéndose al largo y generoso historial de Siria en materia de acogida de personas en busca de asilo, incluidos refugiados palestinos e iraquís, dijo que “ahora resultaba especialmente descorazonador ver como tantos ciudadanos sirios pierden la vida, se ven obligados a dejar sus casas o se encuentran atrapados en zonas de guerra”.

Señalando que la capacidad del “sistema internacional” para responder a la escalada de violencia en Siria se estaba poniendo a prueba en muchos sentidos, el Alto Comisionado instó a las partes en el conflicto “a permitir el acceso humanitario sin restricciones dentro del país para que los trabajadores humanitarios puedan ofrecer protección y asistencia”.

También instó a todas las partes a seguir respetando y ofreciendo protección a los miles de iraquís, palestinos y otros refugiados dentro de Siria. “Todos somos conscientes de la complejidad de la cuestión de los refugiados palestinos y sus repercusiones en los países de la región. Debemos evitar a toda costa que se produzca una situación que obligue a huir a un gran número de palestinos”, subrayó.

El Sr. Guterres también pidió que se aumentara la ayuda internacional a todas las víctimas del conflicto. “Insto a todos los Estados a que respondan positivamente a los dos llamamientos que hará en breve la comunidad humanitaria para que aumente la financiación en los países de asilo y dentro de Siria”. Pero añadió que la ayuda internacional también debe “traducirse en una distribución eficaz de la carga y en un apoyo significativo a los gobiernos y las comunidades de los países que acogen a refugiados”.

El Alto Comisionado también pidió a todos los Estados de la región y de fuera de la misma que sigan ampliando las medidas de protección a los sirios que huyen de su país y garanticen que se mantenga el carácter civil y humanitario del asilo de conformidad con el derecho internacional”.

Dijo que el compromiso de los países vecinos con la protección de los refugiados ha confirmado el principio reconocido internacionalmente según el cual todos los seres humanos tienen derecho a buscar asilo en otro país y a disfrutar de su condición de refugiados”.

“Este es un derecho”, subrayó, “que no debe peligrar, por ejemplo con el establecimiento de las denominadas “zonas de seguridad” u otros arreglos similares. Amargas experiencias han demostrado que en dichas zonas apenas es posible ofrecer protección y seguridad”.

Para concluir, el Sr. Guterres señaló que no podía haber una solución humanitaria a la crisis de Siria “Hasta que no se encuentre una solución política que conduzca a la paz no podrá concluir la situación de urgencia humanitaria”, subrayó, y añadió: “Como la historia ha demostrado tan claramente en el Oriente Próximo y en otras regiones, a nadie beneficia que un conflicto político y la difícil situación de su población de refugiados se quede sin resolver”.

Discurso del Alto Comisionado (en inglés)

Gracias a la voluntario de UNV Online Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.