Tamaño del texto A A A

Día Mundial del Refugiado en Perú: taller con Fito Espinosa y ciclo de cine en el MALI

En conmemoración del Día Mundial del Refugiado, la Oficina Regional del ACNUR para el sur de América Latina, junto con el MALI, la Fundación Encuentros Servicio Jesuita de la Solidaridad y el reconocido artista peruano Fito Espinosa realizaron una jornada dedicada a sensibilizar acerca de la situación que viven millones de personas refugiadas en el mundo.

LIMA, Perú, 20 de junio de 2017 (ACNUR) - En conmemoración del Día Mundial del Refugiado, la Oficina Regional del ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados) para el sur de América Latina, junto con el MALI (Museo de Arte de Lima), la Fundación Encuentros Servicio Jesuita de la Solidaridad (agencia socia del ACNUR en Perú), y el reconocido artista peruano Fito Espinosa, realizaron una jornada dedicada a sensibilizar acerca de la situación que viven millones de personas refugiadas en el mundo.

Fito Espinosa, referente estético, plástico y gráfico merecedor de numerosos premios y reconocimientos, ha realizado exposiciones individuales y ha formado parte de diversas exposiciones colectivas dentro y fuera de su país. También ha participado como ilustrador en múltiples publicaciones, medios de comunicación y campañas publicitarias, y desde 2015, ha colaborado cediendo una de sus obras para #RefugiArte, una muestra del ACNUR conformada por más de 40 artistas latinoamericanos que a través de sus ilustraciones aunaron sus voces para dar testimonio sobre la odisea de las personas que huyen de la guerra, la violencia o la persecución.

Para conmemorar el Día Mundial del Refugiado, Fito Espinosa ofreció un taller de pintura para niños y familias llamado “Buscando un lugar”, para reflexionar acerca de esta problemática. Durante la actividad, el artista compartió e intercambió con el público participante, y con los integrantes de las familias de solicitantes y personas refugiadas que se acercaron al Museo para disfrutar una mañana especial. “Estoy muy a gusto haciendo este taller, especialmente si es para colaborar con ACNUR para que de alguna forma se pueda comunicar más la labor que hacen y la importancia de las personas que están con esta realidad”, mencionó.

Asimismo tuvo lugar la proyección de documentales sobre la temática en el Auditorio AFP Integra del MALI. “Casa en tierra ajena” de Ivannia Villalobos, “Astral” de Jordi Évole, y Generation Standstill de Anastasia Trofimova. Los documentales visibilizaron las diferentes historias que muestran la realidad de quienes huyen de sus países buscando un lugar seguro donde vivir.

Todos disfrutaron de la actividad, especialmente los niños y las niñas. © ACNUR/ Analía Kim

Patricia Villanueva, Curadora de Proyectos Educativos del MALI, sostuvo que la “energía que se siente es súper linda, la gente está contenta y eso es lo único que realmente queremos. Nos parece que es una gran oportunidad para que la gente aprenda sobre las circunstancias o las características de lo que es un refugiado, y que no es algo que ocurre en otras partes del mundo, o que solamente ocurre ajeno, en tu televisor o en las noticias, sino que también ocurre aquí. Y es algo que ocurre todos los días y que no tomamos como una de nuestras realidades, dentro del Perú. Sin embargo, sí lo es”.

En el marco de la jornada, se llamó a los visitantes a unirse a la campaña global #ConLosRefugiados, la cual envía un mensaje claro a los gobiernos para que trabajen conjuntamente por los refugiados. La campaña tiene un llamado a firmar una petición a fin de garantizar que todos los niños refugiados tengan acceso a la educación, que todas las familias refugiadas tengan un lugar seguro donde vivir, y que todas las personas refugiadas puedan trabajar. Para firmar y compartir la petición se puede ingresar a www.conlosrefugiados.org.

 

En los países que cubre la Oficina Regional del ACNUR para el sur de América Latina (Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay), y según cifras brindadas por contrapartes gubernamentales y agencias socias, a diciembre de 2016 habían más de 20,000 personas refugiadas y solicitantes de asilo. En Perú hay una comunidad de más de 6000 personas refugiadas y solicitantes de esa condición.