Donantes comprometen más de 344 millones de dólares en respuesta a la crisis de los refugiados Rohingya

La comunidad internacional de donantes anunció el aporte de más de 344 millones de dólares para aumentar la entrega de asistencia humanitaria vital para los refugiados Rohingya y las comunidades de acogida en Bangladesh.

Sarmina Begum, de 20 años y originaria de Myanmar, carga a su hija de 10 meses, Dil Yahara.  © ACNUR/Roger Arnold

La comunidad internacional de donantes anunció hoy un compromiso de más de 344 millones de dólares para aumentar de forma urgente la entrega de asistencia humanitaria vital para los refugiados Rohingya y las comunidades de acogida en Bangladesh.

Asimismo, se comprometieron fondos para la respuesta humanitaria dentro de Myanmar, donde la violencia, la inseguridad y las crecientes necesidades humanitarias han obligado a casi 600.000 Rohingya a huir del estado de Rakhine hacia Cox's Bazar, Bangladesh, desde el 25 de agosto. Este continuo éxodo es la crisis de refugiados de más rápido crecimiento en el mundo.

"Los donantes humanitarios han expresado hoy su solidaridad y compasión con las familias y las comunidades necesitadas. Estos compromisos tan generosos deben traducirse rápidamente en ayuda salvavidas para los refugiados vulnerables, así como en apoyo para las comunidades de acogida que ya han llegado a su límite", dijo Mark Lowcock, Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia.

Durante la conferencia de Ginebra se realizaron 35 compromisos. Esta conferencia fue co organizada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), mientras que Kuwait y la Unión Europea fueron co anfitriones.

"Más de 800.000 refugiados apátridas Rohingya en Bangladesh aspiran tener una vida que satisfaga sus necesidades inmediatas de comida, medicinas, agua y albergue. Pero más allá de eso, una vida que les de esperanza para el futuro, donde su identidad sea reconocida, estén libres de discriminación y que puedan volver a sus hogares en Myanmar. A medida que nos unimos en solidaridad, quiero agradecer a Bangladesh y a las comunidades de acogida y a los donantes que les apoyan", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

El Gobierno de Bangladesh, organizaciones benéficas locales y voluntarios, la ONU y las ONG han estado trabajando las 24 horas en las últimas semanas para ayudar a los refugiados apátridas que dependen de la asistencia humanitaria para obtener alimentos, agua, albergue, servicios de salud y otros artículos esenciales.

La ONU y sus socios han lanzado un plan de respuesta de seis meses (septiembre de 2017 – febrero de 2018) para satisfacer las necesidades de un total de 1,2 millones de refugiados recién llegados y los que ya estaban allí, así como quienes les acogen en Bangladesh. El llamamiento solicita 434 millones, y los compromisos hechos hoy aumentarán el nivel de financiamiento de este plan. Una lista preliminar de los compromisos anunciados hoy está disponible aquí, en su versión en inglés.

"Los compromisos hechos hoy por la comunidad internacional ayudarán a reconstruir las vidas de los refugiados Rohingya. Sin estos fondos vitales, los trabajadores humanitarios no podrían continuar brindando protección y ayuda para salvar las vidas de uno de los grupos más vulnerables del mundo. Si bien estamos agradecidos, espero que el final de esta conferencia no signifique el final de nuevos compromisos de financiamiento. No hemos alcanzado nuestro objetivo y cada punto porcentual por debajo de lo necesitado significa que miles de personas estén sin comida, atención médica o alojamiento", dijo William Lacy Swing, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones.

Los participantes de la conferencia enfatizaron que la comunidad internacional debe ayudar a lograr una solución pacífica a la difícil situación de los Rohingya y garantizar que las condiciones permitan el eventual retorno voluntario en condiciones de seguridad y dignidad para esta población. Los orígenes y las soluciones a la crisis se encuentran en Myanmar.

"La sola convocatoria de esta conferencia humanitaria representa un mensaje de esperanza para los refugiados Rohingya y las comunidades de acogida en la amistosa República de Bangladesh, reafirmando que la comunidad internacional los respalda y los apoya en su situación humanitaria. El Estado de Kuwait siempre está dispuesto a tomar cualquier iniciativa que pueda aliviar las crisis humanitarias que golpean a las poblaciones afectadas, y apoyar los programas humanitarios de acuerdo con todos los esfuerzos desplegados a escala internacional para ayudar a los refugiados Rohingya", dijo el Viceministro de Asuntos Exteriores del Estado de Kuwait, Excmo. Sr. Khaled Al-Jarallah.

"Hoy estamos unidos por la causa correcta", dijo el Comisario de la UE de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides. "La causa de las personas apátridas que han sufrido durante demasiado tiempo: los Rohingya. Los Rohingya no merecen nada menos que cualquier otro ser humano en el mundo. Merecen un futuro. Tenemos el deber moral de dar esperanza a estas personas".

Contactos para los medios:

  • OIM: Olivia Headon, Mob: +41 (0)794035365, oheadon@iom.int
  • ACNUR: Duniya Aslam Khan, Mob: +41 (0)79 453 25 08, khand@unhcr.org
  • ACNUR (entrevistas en francés): Céline Schmitt, Mob +33 6 23 16 11 78, schmittc@unhcr.org
  • OCHA: Vanessa Huguenin, Mob: +41 (0)79 202 68 44, huguenin@un.org