Tamaño del texto A A A

El ACNUR hace un llamado a Europa a tener una nueva visión en su enfoque con los refugiados

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi urge una reforma de gran alcance del Sistema Europeo de Asilo.

BRUSELAS, Bélgica, 05 de diciembre de 2016 (ACNUR) – Al año anterior, las escenas de caos en las fronteras provocaron un serio deterioro de la confianza pública en la capacidad de los gobiernos para manejar el desafío de los refugiados y siguieron los intereses de quienes querían convertir a quienes huyen para salvar sus vidas en chivos expiatorios, declaró hoy el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

Al presentar un documento a la Unión Europea (UE) pidiendo una profunda reforma del compromiso global de Europa con los refugiados, que también incluya el sistema europeo de asilo, Filippo Grandi dijo que El año pasado Europa fracasó a la hora de implementar una respuesta colectiva y bien gestionada a los desafíos planteados por la llegada de más de un millón de refugiados y migrantes.

Grandi, quien tomó el puesto de Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados en 2016, dijo: “Esto ha tenido como resultado escenas de caos en las fronteras, generando una crisis de confianza por parte de los ciudadanos respecto a la capacidad de los gobiernos para gestionar la situación. Esta crisis también ha beneficiado a aquellos que quieren convertir a los refugiados en chivos expiatorios”.

De acuerdo con él, es importante hacer frente a esto con un esfuerzo colectivo.

“Es importante que los Estados miembros de la UE demuestren, mediante una acción colectiva, que Europa es capaz de gestionar los movimientos de refugiados de una manera eficaz y basada en el respeto de sus principios, contribuyendo a estabilizar los flujos de refugiados a largo plazo a través de un compromiso externo más estratégico, al tiempo que sigue acogiendo a los refugiados en Europa”, añadió.

En este documento, ACNUR apela a Europa a que ofrezca un apoyo más estratégico y centrado en los países de origen, asilo y tránsito de refugiados, así como a que revise sus planes de contingencia para poder dar respuesta a llegadas numerosas de refugiados y migrantes, y a que ponga en marcha un sistema de asilo más eficiente y mejor gestionado.

ACNUR también pide una mayor inversión por parte de los Estados miembros en la integración de refugiados, que incluya los aspectos de vivienda, empleo y formación lingüística.

El documento de ACNUR “Mejorando la Protección de los Refugiados en la UE y en el Mundo” presenta una visión práctica de cómo se puede conseguir, tanto en la UE como a nivel mundial.

Entre sus principales propuestas figuran medidas concretas para abordar las razones por las que los refugiados huyen y posteriormente prosiguen su ruta recurriendo a movimientos secundarios, el incremento de vías seguras de acceso a Europa para los refugiados y un sistema de asilo simplificado que permita identificar, registrar y tramitar las llegadas rápida y eficazmente. De este modo, a largo plazo se contribuiría a que la opinión pública recupere la confianza.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, describe la política para una mejor protección de los refugiados en la UE. © ACNUR/Natalie Hill

“Ha llegado el momento de que Europa adopte una nueva visión de su compromiso respecto a la crisis mundial de refugiados”, ha declarado Filippo Grandi, “en su propia historia de tolerancia y apertura y basándose en los principios de protección, pero también con un enfoque pragmático y práctico. La historia ha demostrado que Europa es más fuerte cuando aborda sus desafíos unida; y creo firmemente que hoy sigue siendo posible”.

En línea con los elementos del Sistema Común Europeo de Asilo (SECA) y con algunas de las reformas planteadas por la Comisión Europea, la propuesta de ACNUR tendría como resultado un sistema de asilo más sencillo que permitiría el acceso al territorio, registro y recepción de los recién llegados de manera apropiada, así como un reparto de la responsabilidad respecto a los solicitantes de asilo entre los Estados miembros de la UE y aseguraría que los Estados miembros están preparados para afrontar dicha tarea.

Las reformas propuestas por ACNUR garantizarían el derecho al asilo, reforzarían los controles de seguridad, facilitarían una gestión eficiente de los movimientos de población e, incluso, contribuirían a una reducción de costes.

Las propuestas incluyen un sistema de registro común europeo, procedimientos más rápidos y sencillos para la determinación de la condición de refugiado, una priorización de la reunificación familiar, un enfoque común sobre los menores no acompañados y separados, un mecanismo de distribución para los Estados miembros que experimenten una elevada presión por recibir un número importante de llegadas y un sistema eficiente de retorno a sus países de origen para las personas que no se encuentren en necesidad de protección internacional.