Tamaño del texto A A A

El Alto Comisionado de ACNUR pide a Europa que haga más por los solicitantes de asilo sirios

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, ha expresado hoy su preocupación por los serios vacíos de protección con los sirios que llegan a Europa.

GINEBRA, Suiza, 18 de julio de 2013 (ACNUR/UNHCR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, ha expresado hoy su preocupación por los serios vacíos de protección con los sirios que llegan a Europa y ha pedido que se tenga un enfoque más generoso y consistente en relación a los sirios que buscan refugio y asilo en Europa.

Destacando que sólo dos países europeos, Alemania y Suecia, han recibido a cerca de dos tercios de los sirios que han buscado protección en la Unión Europea, Guterres pidió urgentemente que se amplíe el número de países que ayuden a los vecinos de Siria para compartir la carga y que ofrezcan asilo o reasentamiento a estos refugiados.

“Un ejemplo positivo por parte de Europa es crucial ahora” dijo en un encuentro en el Consejo Europeo de Interior y Justicia, al tiempo que apuntaba que el número de solicitudes de asilo de sirios en países de la Unión Europea sigue siendo gestionable, ya que apenas supera las 40.000 personas desde que comenzó la crisis en marzo de 2011.

En comparación, los países vecinos de Siria están ofreciendo refugio a casi 1,8 millones de refugiados sirios registrados. Pero Guterres añadió: “A medida que el éxodo continúa y que las perspectivas de una solución política para la región son escasas, se están dando signos de desestabilización en algunos países vecinos. Líbano sigue manteniendo sus fronteras abiertas pero en otras zonas de la región el acceso a la seguridad se está volviendo más difícil para los sirios que tratan de huir”. El número de refugiados que han recibido ha supuesto una gran carga social y económica para los países de acogida.

El Alto Comisionado afirmó que esta era “la primera prueba” para demostrar que el Sistema Europeo Común de Asilo, cuyo desarrollo se inicia en 1999, puede funcionar como debe, al tiempo que citaba algunos fallos e inconsistencias de las políticas de asilo en toda Europa. Guterres dijo que las tasas de reconocimiento varían de forma notable en todo el continentedemasiados Estados fallan a la hora de ofrecer un acceso justo y rápido a los procedimientos de asilo para los sirios; los tipos de protección y los derechos asociados que se dan a los sirios en la UE son inconsistentes y el tratamiento de los solicitantes de asilo sirios tiene que mejorar en muchos Estados miembros, incluyendo el uso excesivo de la detención.

“Los sirios están huyendo de uno de los peores conflictos que el mundo ha vivido en décadas y muchos de ellos han sufrido violaciones de derechos humanos inefables y persecución en su país de origen. Garantizar unos estándares adecuados de tratamiento para ellos mientras buscan protección en Europa debería ser una prioridad para todos los Estados miembros” afirmó Guterres.

El Alto Comisionado también subrayó el caso de Turquía, que ha recibido más de 10 veces el número de sirios que han solicitado asilo en todos los países de la UE. “La Unión Europea pidió urgentemente en el pasado a Turquía que mantuviera sus fronteras abiertas para los sirios que desearan solicitar asilo, al mismo tiempo que centraba sus recursos en controlar la entrada irregular en sus propias fronteras”.

“Aunque la gestión de las fronteras es un derecho soberano y una prioridad legítima de los Estados,se deben encontrar mecanismos para garantizar que los sirios que buscan protección en las fronteras de la UE puedan tener acceso al territorio, a los procedimientos y a la seguridad. Esto es vital a la hora de demostrar el compromiso de la Unión Europea en relación a la responsabilidad compartida con Turquía y con otros países de acogida” dijo.

Guterres propuso cinco pasos clave que podría adoptar la UE: “Primero, garantiza el acceso al territorio y a un procedimiento de asilo rápido y justo para aquellos que buscan protección, sin menoscabar los continuos esfuerzos por mejorar el control de entrada en las fronteras externas más sensibles de la Unión Europea”.

“Segundo, se necesita un enfoque de protección más consistente y generoso, sobre todo en lo que concierne a las tasas de reconocimiento y las formas de protección que se conceden a los solicitantes sirios. Dado que es poco probable que el conflicto acabe pronto, ACNUR espera que las tasas de reconocimiento en toda Europa aumenten y, en particular, las concesiones del Estatuto de Refugiado con los derechos que éste lleva asociado”.

El Alto Comisionado pidió también una mayor flexibilidad en el uso de las medidas existentes. “Esto incluye ayudar a reunificar a las familias cuyos miembros ya están en Europa, mediante una aplicación flexible del Reglamento de Dublín, que determina el Estado europeo responsable de examinar una solicitud de asilo dentro de Europa hasta que se toma una decisión: dispensar los requisitos en relación a los visados y facilitar la entrada de sirios para trabajar, estudiar o por motivos familiares o humanitarios”.

Guterres animó a los Estados de la UE a establecer límites estrictos y salvaguardas en el uso de la detención, a explorar alternativas a ésta y a hacer más por mejorar las condiciones de los solicitantes de asilo que están a la espera de la resolución de su solicitud. “Y finalmente” dijo, “la UE debe involucrarse en iniciativas sobre la responsabilidad compartida para ayudar a mitigar el abrumador impacto que esta crisis de refugiados está teniendo en los países vecinos de Siria”.

El Alto Comisionado de ACNUR agradeció a Alemania su propuesta de admitir a 5.000 refugiados sirios, así como a otros Estados que han ofrecido plazas de reasentamiento. “Espero que otros también ofrezcan la admisión humanitaria o el reasentamiento a medida que la situación evolucione”.