Tamaño del texto A A A

El Alto Comisionado lamenta que el mundo esté alejando su atención de Afganistán

La crisis de refugiados ha provocado que la comunidad internacional pierda de vista a Afganistán.

GHAZIABAD, Afganistán, 20 de junio der 2016 (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados declaró que, con la situación de crisis mundial de refugiados, el mundo está perdiendo de vista a Afganistán y la situación que millones de personas viven allí.

Con ocasión del Día Mundial del Refugiado, el Alto Comisionado, Filippo Grandi, afirmó que “Desafortunadamente, la atención de la comunidad internacional ha disminuido”.

“Aún hay millones de refugiados afganos y 1,2 millones de personas desplazazadas internamente. El propósito de mi visita es recordarle a la comunidad internacional, la importancia de resolver este problema”, dijo Grandi.

Su público en una pobre ciudad de ladrillos de barro a las afueras de Kabul, estaba compuesto por las víctimas más recientes de la situación de Afganistán. Hombres Pashtunes con barba, quienes huyeron el año pasado de la provincia de Nangarhar en medio del conflicto, lo escuchaban.

Ellos se encuentran entre los más de 380.000 desplazados internos que salieron de sus hogares en el 2015.

Más de 1.000 familias vinieron a Ghaziabad, donde familiares cercanos y lejanos los acogieron, ofreciéndoles cobijo y alimento. Pero esta sobrecargada ciudad necesita ayuda. Los desplazados internos casi no encuentran trabajo, y los servicios de salud para ellos son mínimos. Además, el agua representa también un problema.

Grandi dijo que el ACNUR ayudaría al Gobierno y contribuiría con cavar 14 nuevos pozos de agua para la comunidad.

“Cuando vinimos el año pasado, nos sentimos solos. Ahora que usted está aquí, no podemos decir que aún nos sentimos solos”, dijo Dr. Zahir Shah, quien se hizo vocero de los desplazados internos.

El mensaje del Alto Comisionado, tanto en las reuniones con los desplazados, como con el presidente, Ashraf Ghani, y su director ejecutivo, Abdullah Abdullah, ha sido constante: el mundo debe prestar más atención a la crisis afgana.

Los afganos constituyen la segunda mayor población de refugiados en el mundo, y cientos de miles de ellos se encuentran exiliados en los vecinos Pakistán e Irán desde hace décadas.

Desde el 2002, 5,8 millones de refugiados afganos regresaron a sus hogares. Pero Grandi, en su primera visita oficial como Alto Comisionado a Afganistán, señaló un nuevo problema que trajeron los renovados conflictos.

“El número de personas que regresan de Irán y Pakistán se ha reducido drásticamente en los últimos años”, dijo Grandi.

Los crecientes problemas de Afganistán han contribuido al alarmante aumento de las personas desplazadas por los conflictos y la guerra en todo el mundo.

En el mundo, el número de las personas desplazadas forzadamente llega a 65,3 millones. Eso significa que una de cada 113 personas en el mundo son desplazados forzosos. Esta es una población más grande que la de Francia. 40 millones de ellos son desplazados internos, como las personas con las que se reunió Grandi en Ghaziabad.

Grandi afirmó que sin una solución para la crisis de desplazados en Afganistán, hay una gran “pieza faltante” en el proceso de reconstrucción del país, que corre el riesgo de ser pasado por alto por la comunidad internacional. “No solo el mundo tiene que ver y entender la situación de estas personas, sino que se debe hacer más para encontrar soluciones”, dijo Grandi.

“Simplemente no tenemos la opción de darles la espalda y alejarnos”, concluyó Grandi. 

Por Don Murray.