Tamaño del texto A A A

El Alto Comisionado para los Refugiados pide apoyo para los países vecinos de Siria

El Alto Comisionado dio hoy la voz de alarma sobre la necesidad de prestar apoyo masivo a los 1,6 millones de refugiados y a los países y las comunidades que los acogen.

SIDÓN, Líbano, (ACNUR) - António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, dio hoy la voz de alarma sobre la necesidad de prestar apoyo masivo a los 1,6 millones de refugiados y a los países y las comunidades que los acogen.

Durante una visita al Líbano dijo que los efectos secundarios de la crisis en Siria, temidos desde hace tiempo, se están convirtiendo en una “cruda realidad” a la que hay que hacer frente urgentemente para evitar que la hoguera de la guerra se propague a todo el Oriente Medio.

Después de visitar un pequeño pueblo situado al sur del país que acoge a 5.000 refugiados sirios, elogió al Líbano por su generosidad.

“El Líbano es un país muy pequeño con un gran corazón”, dijo. “No hay una sola aldea, ciudad o pueblo en este país que no acoja a refugiados sirios”.

Y también dijo que, sin embargo, “el Líbano se enfrenta a una amenaza existencial y necesita y merece un apoyo masivo por parte de la comunidad internacional. Es absolutamente imprescindible que la maravillosa generosidad que vemos aquí en pueblos como este se extienda por todo el mundo”.

“Si queremos evitar que la hoguera de la guerra se propague por todo el Oriente Medio, la comunidad internacional debe superar sus divisiones y unirse para poner fin a este conflicto”, añadió.

El Alto Comisionado realizó estos comentarios en el Líbano, al comienzo de una visita regional con motivo del Día Mundial de los Refugiados, que se celebra todos los años el 20 de junio.

Durante su visita al Líbano, el señor Guterres se reunió con Michel Sleiman, Presidente del Líbano, Najib Mikati, Primer Ministro, y Wael Abou Faour, Ministro de Asuntos Sociales. También se reunió con dirigentes municipales en la ciudad de Tiro, situada al sur del país, quienes pidieron más asistencia directa a las comunidades que acogen a refugiados y que cuentan con refugiados procedentes de la ciudad siria de al-Qusayre, donde los combates originaron un nuevo flujo de refugiados hacia el Líbano. Unas horas antes, el Alto Comisionado había visitado, junto con la Baronesa Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, un centro comunitario en Beirut, en el que se imparten clases a los hijos de los refugiados y formación profesional a los adultos.

El Alto Comisionado António Guterres visita el Líbano. A la izquierda aparece sentado junto a Nijab Mikati, Primer Ministro interino (en el centro). Están viendo una película sobre los refugiados sirios que se proyectará el 20 de junio para conmemorar el Día Mundial de los Refugiados.

El Alto Comisionado, junto con el Primer Ministro Mikati, realizó ante los representantes de los donantes internacionales el mayor llamamiento humanitario efectuado hasta el momento por el Líbano. Este llamamiento, que representa la parte que corresponde a este país en el marco del plan regional de respuesta (RRP5) lanzado este mes, asciende a un total de 1.700 millones de dólares de los Estados Unidos e incluye 450 millones de dólares destinados a la propia capacidad de respuesta del Gobierno del Líbano y a los servicios públicos esenciales. “Es muy importante ayudar a las organizaciones humanitarias”, explicó Guterres. “Pero también es importante prestar asistencia directa al Gobierno, los ministerios pertinentes y las comunidades locales”.

“El Líbano no puede hacer frente sin ayuda a la crisis de los refugiados sirios”, añadió más tarde Wael Abou Faour, Ministro de Asuntos Sociales del Líbano.

El Alto Comisionado instó a que se prestara una mayor atención a los problemas de los refugiados sirios y al propio Líbano tras visitar a una familia de 12 miembros que habían huido de los combates en Siria este mismo mes. La familia está viviendo en una sola habitación sin ventilación situada en la parte superior de un taller de reparación de vehículos que no tiene ventanas. Hace pocos días nació una niña con una fisura en el paladar y otra sufre una discapacidad psíquica. “El Líbano, Jordania y otros países vecinos necesitan apoyo masivo para poder seguir acogiendo y ayudando a tantos refugiados y preservar su estabilidad”, dijo.

El Alto Comisionado proseguirá su visita a la región en Jordania los días 19 y 20 de junio.

Andrew Purvis desde Beirut,Líbano.

Gracias a la Voluntaria En Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.