Tamaño del texto A A A

Erradicación de la apatridia en América: más de 45 funcionarios de gobiernos de América Latina y del ACNUR se reúnen en Perú

Una persona apátrida es aquella que ningún país reconoce como su nacional conforme a su legislación. Actualmente se estima que 10 millones de personas en el mundo viven en esta situación.

LIMA, Perú, 9 de agosto de 2017 (ACNUR) - Durante el 8 y 9 de agosto más de 45 funcionarios de gobierno de 16 países de América Latina y del ACNUR, Agencia de la ONU para los Refugiados, participaron de la tercera Reunión Regional sobre Procedimientos de Determinación de la Apatridia y Facilidades para la Naturalización en Lima, Perú.

El encuentro, organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú y el ACNUR tuvo como meta promover la implementación de las acciones del Plan de Acción de Brasil y el Plan de Acción Mundial relativas al desarrollo de normativa nacional que permita determinar la apatridia, y proteger y facilitar la naturalización de las personas apátridas.

Durante las dos jornadas participaron funcionarios técnicos, asesores parlamentarios y expertos de los países de la región, la Red de las Américas sobre Nacionalidad y Apatridia (RedANA), funcionarios del ACNUR y de la Secretaría de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Los objetivos de la reunión fueron presentar el “Borrador de artículos sobre Protección y Facilidades para la Naturalización de las Personas Apátridas” del ACNUR, propiciar el intercambio de buenas prácticas y desarrollos en la región sobre marcos normativos de protección y facilidades para la naturalización, y brindar asesoría técnica sobre los estándares internacionales de protección.

ACNUR ha hecho importantes esfuerzos para dar más visibilidad y sensibilizar a la población sobre esta problemática. Por esta razón, en noviembre de 2014 lanzó la Campaña #IBelong (Yo pertenezco) para acabar con la apatridia para 2024. A fin de alcanzar  este objetivo, el “Plan de Acción Mundial para acabar con la Apatridia 2014-2024”, establece un marco rector que comprende una serie de acciones que deben emprender los Estados, con el apoyo del ACNUR y otros actores.