Tamaño del texto A A A

Georgia se adhiere a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954

La agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) acoge con satisfacción la decisión de Georgia de adherirse a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954.

GINEBRA – La agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) acoge con satisfacción la decisión de Georgia de adherirse a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954. Los instrumentos de adhesión fueron depositados en la sede de la ONU en nueva York el pasado 23 de diciembre y la Convención entrará en vigor en Georgia el 22 de marzo de 2012.

Además de convertirse en el más reciente Estado parte de la Convención de 1954, Georgia también es uno de los primeros países en poner en práctica los compromisos asumidos en materia de prevención y reducción de la apatridia durante la Conferencia Ministerial en Ginebra del 7 y 8 de diciembre. La Conferencia constituyó el punto culminante de los esfuerzos políticos y diplomáticos del ACNUR para recabar renovados apoyo y compromisos para los tratados internacionales sobre los cuales se fundamenta la labor del Alto Comisionado de brindar protección y asistencia a las personas refugiadas y apátridas en todo el mundo.
En 2011, fueron ocho los Estados que depositaron sus respectivos instrumentos de adhesión o ratificación a una o ambas convenciones de la ONU sobre la apatridia, marcando un nuevo récord de adhesiones en un solo año. Otros 24 países asumieron compromisos relacionados con la adhesión a las convenciones sobre la apatridia en la Conferencia Ministerial.

“Al adherirse a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954 Georgia se suma a aquella parte de la comunidad internacional que ejecuta buenas prácticas para garantizar que los derechos de las personas apátridas sean respetados”, dijo Simone Wolken, representante del ACNUR en Georgia. “Es un hito en el camino emprendido por Georgia para acogerse a las buenas prácticas internacionales y asegurar que todas las personas que viven en el país puedan disfrutar de sus derechos. El ACNUR expresa sus sinceras felicitaciones a Georgia para este logro y ofrece su completa disponibilidad para apoyar el Gobierno en la implementación de esta Convención”, añadió.

Con la adhesión a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954, Georgia podrá contar con una definición de apatridia en su legislación nacional y podrá establecer procedimientos para la determinación de la apatridia, reconociendo de tal forma una condición jurídica que permitirá respetar los derechos y establecer las responsabilidades de las personas apátridas en Georgia.

Según datos oficiales de septiembre de 2011, las autoridades georgianas han identificado y registrado a unas 1.600 personas apátridas en el país, mientras otro significativo grupo de individuos, unas 4.000 personas, permanece en riesgo de apatridia.

Lograr que aumenten los Estados partes de las convenciones de la ONU sobre la apatridia es de importancia fundamental para identificar soluciones para un problema que afecta a más de 12 millones de personas en todo el mundo.

La Convención de 1954, de la cual son partes 71 Estados en la actualidad, establece las normas mínimas para el trato de las personas apátridas y fue creada para evitar que estas personas permanezcan en un limbo legal. La Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961, que cuenta actualmente con 42 Estados Partes, fue creada para prevenir que la apatridia se produzca, reduciendo su incidencia con el pasar del tiempo, principalmente al establecer que los Estados introduzcan salvaguardas en su legislación en materia de nacionalidad, tales como el exigir que las personas no puedan renunciar a su nacionalidad sin antes haber adquirido otra.

La agencia de la ONU para los refugiados continuará su acción de promoción ante el Gobierno para que Georgia se adhiera a la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961, para reducir la incidencia de la apatridia en el país y adecuar la legislación nacional a las normas internacionales.