Guterres destaca las necesidades de los refugiados afganos en Pakistán y urge a los donantes a ayudar

El Alto Comisionado lanzó hoy un llamamiento a la comunidad internacional a continuar apoyando a los refugiados afganos y los pakistaníes necesitados en las comunidades de acogida.

El Alto Comisionado António Guterres en la inauguración de un nuevo centro de formación para mujeres refugiadas y locales en el distrito de Loralai.  © ACNUR/M.Azhar

Distrito de loralai, Pakistán, 1 de mayo de 2014 (ACNUR) – El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres, lanzó hoy un llamamiento a la comunidad internacional a continuar apoyando a los refugiados afganos y los pakistaníes necesitados en las comunidades de acogida.

Durante el último día de una visita de tres días a Pakistán, Guterres también resaltó la importancia de garantizar protección constante a los refugiados afganos en Pakistán en medio de los problemas políticos y de seguridad en su país de origen. Actualmente Pakistán acoge a 1,6 millones de refugiados, más que ningún otro país de acogida en el mundo.

En una visita al distrito de Loralai, en la provincia de Baluchistán, al sudoeste de Pakistán, Guterres rindió tributo a la generosidad de Pakistán por ofrecer refugio a tantos civiles afganos durante las tres últimas décadas y media. "Es algo que la comunidad internacional debe reconocer, y la mejor manera de hacerlo es ayudando a las comunidades pakistaníes más vulnerables en las áreas más pobres del país, que tantos afganos han acogido".

El Alto Comisionado dijo a las autoridades locales que ACNUR continuará ayudando a los afganos desplazados en Baluchistán mediante la iniciativa Zonas de acogida de refugiados (RAHA, por sus siglas en inglés). La iniciativa es parte de la Estrategia de soluciones para los refugiados afganos de 2012 (SSAR, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es encontrar soluciones de largo plazo para los refugiados afganos en la región.

Diez organismos de la ONU, incluido ACNUR, y otros socios están trabajando con el Gobierno para la implementación de proyectos RAHA con el objetivo de mejorar el acceso a los servicios básicos de los pakistaníes y los refugiados que acogen. En la provincia de Baluchistán estos proyectos se concentran en la educación, la salud y el bienestar social de unas 60.000 personas.

"Pakistán ha acogido generosamente a la población más grande del mundo de refugiados durante muchos años, y es importante movilizar más apoyo desde la comunidad internacional para sostener este gran esfuerzo y para financiar proyectos RAHA como estos", destacó Guterres.

Con el apoyo de Pakistán, ACNUR gestiona tres aldeas de refugiados en Loralai. Durante su visita el jueves al distrito, Guterres y el Ministro de Estados y Regiones Fronterizas de Pakistán, Abdul Qadir Baloch, reabrieron una escuela estatal para niñas que ha sido remodelada con financiación de ACNUR. "Pakistán necesita más mujeres médicos y profesoras, y eso solo es posible mediante el apoyo a la educación de las niñas", destacó Guterres.

El Alto Comisionado también visitó un centro de salud y una pequeña fábrica de alfombras, ambas beneficiarias del programa RAHA, y participó en una ceremonia innovadora para un centro de formación vocacional y técnica para mujeres refugiadas y locales de 1,2 millones de dólares en la remota región de Loralai. Esto ayudará a las personas a ser autosuficientes.

Guterres también visitó el pueblo de refugiados de Katwai, uno de los tres que hay en Loralai. Guterres habló con los refugiados sobre sus necesidades y preocupaciones. El Ministro Baloch agradeció la visita y dijo que será de "ayuda para resaltar la situación prolongada de los refugiados afganos en la provincia y su impacto en las comunidades de acogida y la infraestructura socioeconómica".

Aún en Pakistán, el Alto Comisionado también lanzó varios proyectos en el marco de la Estrategia de soluciones de 2012. Guterres mantuvo conversaciones con el Presidente, Mamnoon Hussain, y otros oficiales sobre la situación de los refugiados y sus anfitriones. Guterres celebró su 65º cumpleaños con el personal de ACNUR el miércoles en Islamabad.

Gracias a la Voluntaria en Línea Ana María Bennasar López por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.