Tamaño del texto A A A

Irak: 180 mil personas huyen de los combates en la ciudad de Hit

La agencia de la ONU para los refugiados ha estimado en 180.000 las personas que han huido de la ciudad iraquí de Hit, tras su captura por parte del ISIS.

GINEBRA, 14 de octubre de 2014 (ACNUR) - La agencia de la ONU para los refugiados ha estimado en 180.000 las personas que han huido de la ciudad iraquí de Hit, tras su captura por parte del ISIS y otros grupos armados durante el fin de semana.

Sus residentes, en su mayoría suníes, así como otros iraquíes que se habían refugiado allá anteriormente, huyeron a Ramadi, Khaldiya, Hadithat, Rawa, Ana, Amiryah Rahaliyay y otros lugares de la provincia de Anbar así como también a áreas más alejadas como Kerbala y Bagdad, a unos 180 kilómetros al este. Muchos de ellos se han refugiado en casa de parientes y amigos, así como en escuelas, mezquitas y albergues.

Hasta ahora, Hit había sido un lugar seguro para aquellos que habían huido de la violencia en Ramadi, Fallujah y otras partes de la provincia de Anbar, ya que la ciudad acogía a unos 100.000 desplazados.

“El éxodo desde Hit representa la cuarta ola de desplazamiento en menos de un año en Irak y, para muchos de los afectados, es la segunda, tercera e incluso cuarta vez que han tenido que huir desde enero”, señaló la portavoz del ACNUR Melissa Fleming en una rueda de prensa en Ginebra. “Miles de iraquíes desesperados se encuentran atrapados en un círculo de múltiples desplazamientos debido al cambio en los frentes del conflicto”, añadió Fleming.

El pasado lunes, los trabajadores del ACNUR en el terreno se reunieron con algunos desplazados en la zona occidental de Bagdad llevando a cabo una evaluación de sus necesidades. Entre ellos, había una mujer de 30 años proveniente de Ramadi quien había huido desde Hit con su madre ya mayor y su hermano con discapacidad. La familia había sido desplazada por tercera vez desde enero, escapando del avance del ISIS en la provincia de Anbar. Primero huyeron a Khaldiya, donde permanecieron ocho meses, luego a Hit, por un mes, antes de volver a huir una vez más para proteger sus vidas.

Otra mujer de 27 años, junto a sus dos hijos, huyó de Hit luego de que su esposo fuese muriera en un bombardeo. Pese al temor de dejar su hogar, el miedo al ISIS fue mayor. Tras un viaje  de 14 horas hacia Bagdad, ahora está junto a familiares.

Estas familias son parte de los 75.000 desplazados internos de Bagdad cuyas preocupaciones principales incluyen el alojamiento, los servicios de salud y la generación de ingresos. Se estima que cerca de 1,8 millones de ciudadanos se hayan desplazado forzadamente este año en todo el país.

El ACNUR ha enviado colchones, bidones, frazadas y otros artículos de ayuda para los desplazados de Ramadi, Kerbala, Abu Ghraib y el oeste de Baghdad. Sin embargo, el acceso a varios sectores de la provincia de Anbar está fuertemente limitado debido al conflicto en curso.

Asimismo, en el norte de Irak, un número creciente de kurdos sirios de la sitiada ciudad de frontera de Kobane está buscando refugio en la provincia de Dohuk, tras haber cruzado la frontera con Turquía. El pasado viernes las autoridades kurdas iraquíes abrieron las fronteras de Ibrahim Khalil, cerca de Zakho, permitiendo el ingreso de un incesante flujo de refugiados. Muchos de ellos la semana pasada habían tenido que pagar 250 dólares por persona a los traficantes para poder cruzar la frontera.

Cerca de 5.400 sirios de Kobane han ingresado a Irak vía Turquía, incluyendo 3.600 personas durante los últimos 3 días. Se espera que entre 10.000 y 15.000 personas crucen en los próximos días. Los refugiados sirios indicaron varias razones por las cuales se fueron de Turquia, entre ellas las protestas civiles; el alto costo de vida; las dificultades con la entrega de ayuda -especialmente ante la llegada del invierno- y la existencia de parientes en el Kurdistán iraquí.

A su llegada en Irak los solicitantes de asilo son entrevistados por las autoridades de frontera para luego ser transferidos por la Organización Internacional para las Migraciones al campamento de Gawilan, creado el año pasado para otros flujos de refugiados sirios. Sin embargo, esta semana el campamento alcanzó su capacidad máxima, por lo que los recién llegados de hoy en adelante serán enviados al campamento de Arbat, en la provincia de Suleymaniyah, que tiene capacidad para albergar a unas 7.000 personas.

Se está negociando con las autoridades una ampliación del campamento de Darashakran, en la provincia de Erbil, en caso que lleguen más refugiados. El ACNUR está montando un centro de recepción en el puesto de frontera de Ibrahim Khalil para acoger a lléguenlos recién llegados mientras son entrevistados por las autoridades de frontera. El ACNUR y sus socios ya están en la frontera para identificar a las personas especialmente vulnerables.

Irak ya ha acogido a cerca de 214.000 refugiados sirios, principalmente en la región del Kurdistán iraquí. Los más de 1,8 millones de desplazados internos de 2014 se suman al millón de desplazados que ya se habían visto forzados a dejar sus hogares por la violencia en años anteriores.

Gracias a la Voluntaria En Línea María Loreto Collao por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.