Tamaño del texto A A A

La Defensoría del Pueblo y ACNUR llaman la atención sobre la situación de las zonas fronterizas en Colombia

La Defensoría del Pueblo y la Agencia de la ONU para los Refugiados -ACNUR entregan un primer Informe sobre la situación humanitaria en las fronteras. La situación de la población desplazada, de las víctimas del conflicto, del tráfico y trata de personas y de quienes han retornado de otros países son visibilizadas en este Informe.

Bogotá, 25 de enero de 2017. La Defensoría del Pueblo y el ACNUR recopilaron información sobre las necesidades existentes y la oferta institucional disponible para la atención a las comunidades ubicadas en zonas de frontera, teniendo en cuenta los distintos perfiles migratorios de quienes están en tránsito o residen en estas regiones. El informe incluyó un trabajo de campo en las zonas fronterizas de Colombia con Panamá, Venezuela, Brasil, Perú y Ecuador y la realización de 4.153 encuestas a la población.

El Informe reconoce que a pesar de los esfuerzos realizados por las instituciones nacionales y locales en materia de atención, asistencia y reparación integral, persisten brechas en el acceso de las víctimas del conflicto armado a la oferta institucional, y en la protección de sus derechos fundamentales para la prevención y mitigación de los riesgos asociados al conflicto armado y los flujos migratorios irregulares, tales como desplazamiento forzado, tráfico y trata de personas, dificultades para el acceso a la documentación y a condiciones dignas de recepción en el país de acogida, afectaciones al derecho a la vida, abandono o despojo de bienes inmuebles, y riesgos de reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes.

El Informe resalta una especial preocupación por la situación de las comunidades afro descendientes e indígenas asentadas en zonas de frontera, pues a pesar de la existencia de un desarrollo normativo y jurisprudencial para la protección y supervivencia de los grupos étnicos, el gobierno colombiano debe hacer más efectivos y eficientes los mecanismos de atención a dichas comunidades, incluyendo el mejoramiento de sus condiciones de vida, la protección física y cultural, la protección al territorio y el fortalecimiento del gobierno propio.

Para la Defensoría del Pueblo y el ACNUR, el Gobierno nacional, en coordinación con los gobiernos locales ha hecho importantes esfuerzos para avanzar en una Política Nacional de Fronteras, reforzando el contenido del Plan de Desarrollo Nacional y sus líneas de acción, pero es evidente que las instituciones en zonas de frontera requieren un fortalecimiento para la implementación de políticas y programas que garanticen el acceso a derechos fundamentales, la superación de la pobreza extrema y la satisfacción de necesidades básicas que en algunas zonas se encuentran por debajo del promedio nacional en temas como vivienda, alimentación y generación de ingresos.

Los demás hallazgos del Informe serán presentados por la Defensoría del Pueblo y el ACNUR en el lanzamiento del Informe que se realizará en la ciudad de Cúcuta el 25 de enero de 2017.

Descargue aquí el informe completo en PDF.

Para más información

  • Jesús Prado. Jefe de Comunicaciones Defensoría – Tel 310 8690979 – prensa@defensoria.gov.co
  • Rocío Castañeda C. Oficial de Información Pública ACNUR – Tel: 346 6666 ext 302, Cel 314 4115431 castaner@unhcr.org