Tamaño del texto A A A

Las mujeres que huyen de la mutilación genital femenina enfrentan abusos en Libia

Más de 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo han sido sujeto de mutilación genital femenina (MGF), y se estima que cada año, tres millones de mujeres corren el riesgo de ser sujeto de MGF.

CATANIA, Italia, 18 de octubre de 2017 (ACNUR) - Aisha (no es su nombre real) tenía siete años cuando fue sometida al procedimiento de mutilación genital femenina (MGF) en su natal Costa de Marfil. Su hija mayor tenía cuatro años cuando la sometieron al mismo procedimiento. El año pasado, Aisha huyó con su hija menor para evitar que corriera la misma suerte.

Pero luego, en Libia, quedó atrapada en una pesadilla de nueve meses, en la que experimentó reiterados abusos y fue testigo de los asesinatos de personas que estaban detenidas con ella.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha pedido acceso humanitario sin restricciones en Libia para prevenir los riesgos de violencia sexual y de género, y ofrecer apoyo psicosocial a los sobrevivientes.

El martes (17 de octubre) el ACNUR expresó su preocupación por las deplorables condiciones en las que se encuentran los refugiados y migrantes en Libia.

De acuerdo con ACNUR, durante más de una semana, sus equipos trabajaron las 24 horas para satisfacer las urgentes necesidades de más de 14.500 migrantes y refugiados que estaban mantenidos en cautiverio por traficantes en diferentes lugares, incluyendo granjas, casas y almacenes en la ciudad costera y sus alrededores en Sabratha en Libia.

Los refugiados y migrantes fueron llevados a un hangar en el área de Dahman en Sabratha, que ha estado sirviendo como un punto de reunión desde el inicio de la crisis. Desde allí, los refugiados y migrantes son transferidos por las autoridades a los centros de detención oficiales donde las agencias humanitarias brindan asistencia de primera necesidad.

Las autoridades libias calculan que otros 6.000 migrantes y refugiados aún están retenidos por los traficantes. De confirmarse, esto elevaría a 20.500 el número total de refugiados y migrantes retenidos en Sabratha, incluidos los que se encuentran en centros de detención oficiales.

Desde el comienzo de esta crisis humanitaria, el personal del ACNUR ha prestado asistencia de emergencia en todos los lugares donde se han transferido refugiados y migrantes, y están realizando evaluaciones para determinar las necesidades y vulnerabilidades.

 

Por Vania Turner y Béla Szandelszky