Tamaño del texto A A A

Madagascar: ACNUR acoge una nueva ley que les da a los hombres y a las mujeres iguales derechos para transferir la nacionalidad a sus hijos

La mayoría de las situaciones de apatridia son una consecuencia directa de una discriminación con base en etnia, religión o género.

GINEBRA, Suiza, 03 de febrero de 2017 (ACNUR) - ACNUR acoge la reciente enmienda a la ley sobre nacionalidad en Madagascar, la cual les da tanto a hombres como a mujeres igualdad de derecho para transmitir la nacionalidad a sus hijos. La nueva ley también ayuda a que cónyuges e hijos retengan su nacionalidad, aún si su pareja o padre muere.

La reforma es un paso importante y alentador hacia la prevención y reducción de los casos de apatridia. ACNUR continuará apoyando al Gobierno de Madagascar, su Parlamento y a los actores de la sociedad civil en la implementación de esta nueva ley. En Madagascar, también estamos abogando por su adhesión a las Convenciones de 1954 y 1961, así como por la implementación de estos instrumentos en la legislación nacional.

En 2014, ACNUR lanzó la ambiciosa campaña mundial #IBelong para erradicar la apatridia para 2024. La campaña #IBelong aboga por la eliminación de la discriminación de género de la legislación nacional, la cual es una de las principales causas de la apatridia.

La mayoría de las situaciones de apatridia son una consecuencia directa de una discriminación con base en etnia, religión o género. La reforma de ley en Madagascar ayuda a eliminar de la lista a uno de los 27 países en los cuales a las mujeres aún se les niegan los mismos derechos de transmitir su nacionalidad a sus hijos, haciendo que ese sea el primer paso desde el lanzamiento de la Campaña.

Desde la presentación de la Campaña #IBelong, hemos visto un significativo avance con los Estados que se hacen Parte de las Convenciones de la ONU sobre la Apatridia, tratados que contienen medidas para ayudar a prevenir y reducir los casos de apatridia. Además, muchos países han hecho un avance significativo para reducir los casos de personas apátridas en sus respectivos territorios.

Mundialmente, 89 países son parte de la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954, mientras que cerca de 68 Estados son parte de la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961.