Tamaño del texto A A A

Mercosur “ampliado” se compromete a fortalecer el espacio humanitario de protección a refugiados

Los países miembros del Mercosur y otros dos Estados asociados convinieron en adoptar políticas comunes para la protección de los solicitantes de asilo y refugiados.

BRASILIA, Brasil, 3 de diciembre de 2012 (ACNUR) - Los países miembros del Mercosur y otros dos Estados asociados convinieron en adoptar políticas comunes para la protección de los solicitantes de asilo y refugiados y fortalecer el espacio humanitario en la región. Este compromiso se formalizó con la firma de la Declaración de Principios del Mercosur sobre la Protección Internacional de los Refugiados, el pasado 23 de noviembre, en Fortaleza (CE).

A través de la Declaración, los signatarios se comprometieron a adoptar políticas migratorias no restrictivas, a identificar situaciones de asilo en flujos migratorios mixtos, prestar especial atención a las cuestiones de género y edad (sobre todo en los casos de niños no acompañados o separados de sus familias) y no devolver refugiados y solicitantes de asilo a sus países de origen o territorios donde sus vidas estén en peligro.

La Declaración fue firmada por los Estados miembros del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela) y por dos países asociados (Bolivia, Chile), durante la reunión de ministros de Interior y de Justicia promovida por el Gobierno brasileño, el pasado 23 de noviembre en Fortaleza (CE).

Entre otros compromisos asumidos por los signatarios de la Declaración se asegura que los refugiados puedan ejercer los mismos derechos que los demás extranjeros en situación regular, la adopción de un enfoque favorable a la reunificación familiar de los refugiados y el establecimiento de mecanismos de cooperación entre las instituciones que se ocupan de asilo en cada país.

Los países también acordaron en fortalecer los programas nacionales de reasentamiento de refugiados, crear un programa de reasentamiento regional y adoptar mecanismos alternativos a los establecidos por los instrumentos de protección internacional de los refugiados. Además, acordaron en fortalecer institucionalmente a las comisiones nacionales que tienen que ver con el tema de los refugiados a través de la capacitación de sus empleados en una escala regional.

La declaración destacó la importancia de la armonización de las legislaciones de los países para fortalecer las estructuras de protección e integración de los solicitantes de asilo y refugiados. Por otra parte, los países se comprometieron a redoblar los esfuerzos para garantizar el respeto de los derechos humanos de los refugiados y sus familias. Asimismo, reconocieron la necesidad de enfrentar los desafíos colectivamente para mejorar la protección de los refugiados que llegan a la región en busca de seguridad.

“Nos comprometemos en declarar América del Sur como un espacio privilegiado de solidaridad y protección humanitaria”, dijo el Secretario Nacional de Justicia y Presidente de la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) de Brasil, Paulo Abrão, uno de los anfitriones de la reunión de Fortaleza. Para él, “la Declaración del Mercosur debe ser vista como el primer paso del esfuerzo regional de preparación para celebrar los 30 años de la Declaración de Cartagena (Cartagena +30), en colaboración con el ACNUR”.

Al contrario de lo que ha ocurrido en otras partes del mundo, la Declaración de Principios del Mercosur sobre la Protección Internacional de los Refugiados propone que los países del Mercosur no solamente eviten la adopción de políticas migratorias restrictivas, sino también que hagan posibles las alternativas para permitir la regularización migratoria, evitando por lo tanto la presentación de las solicitudes que no estén relacionadas con situaciones de asilo.

Siguiendo con el tema de las políticas de inmigración, el texto establece que los países signatarios deben adoptar medidas comunes para identificar a las personas que necesitan protección internacional en el contexto del aumento y la complejidad de los movimientos migratorios mixtos.

“La Declaración es un gran ejemplo de la voluntad política de los países miembros y asociados del Mercosur para mantener la bandera de la solidaridad con los refugiados, en un contexto internacional de políticas restrictivas tanto en el tema de los migrantes en general, como con el tema de los refugiados en particular”, dijo el representante del ACNUR en Brasil, Andrés Ramírez.

Otros puntos importantes de la Declaración son el reconocimiento de la participación de la sociedad civil en la lucha por los derechos de los refugiados y la orientación de que todos los países de la región adopten la definición ampliada de refugiado propuesta en 1984 por la Declaración de Cartagena.

Cartagena +30 - Durante la reunión de Ministros del Interior y de Justicia en Fortaleza, también  tuvo lugar la primera reunión de los comités nacionales para refugiados (CONARES) del Mercosur y Estados Asociados, bajo la dirección del CONARE brasileño y la participación de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados en Brasil.

La reunión se inició en las consultas para la conmemoración de los 30 años de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados, prevista para 2014. La Declaración es considerada un hito para la protección de los refugiados en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con la Declaración de Cartagena, deben ser reconocidos como refugiados, aparte de las situaciones previstas en la Convención de 1951 y su Protocolo de 1967, las personas que salieron de sus países porque su vida, seguridad o libertad han sido amenazadas por la violencia generalizada, la agresión extranjera, los conflictos internos, la violación masiva de los derechos humanos u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público.

De acuerdo con el CONARE brasileño, viven en el país alrededor de 4.600 refugiados reconocidos por el gobierno brasileño, procedentes de 77 países diferentes. La mayor parte de estos extranjeros es de origen africano, principalmente los angoleños y los liberianos - estos recientemente interesados por la cláusula de cesación de la condición de refugiado y en proceso de obtener la residencia permanente en Brasil-, así como nacionales  de la República Democrática del Congo. Los otros grupos de refugiados vienen principalmente de las Américas, de los cuales el grupo más grande está formado por colombianos.

Por Karin Fusaro en Brasilia, Brasil

Gracias a la voluntaria de UNV Online Jane Piazer por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.