Tamaño del texto A A A

México: Diálogo sobre cultura de paz, desarrollo local y desplazamiento forzado

El evento reunió a distintos sectores de la comunidad chiapaneca y nacional en torno al debate amplio y plural sobre el desplazamiento interno forzado.

MÉXICO, 28 de abril (PNUD) - El evento reunió a distintos sectores de la comunidad chiapaneca y nacional en torno al debate amplio y plural sobre el desplazamiento interno forzado, y sus implicaciones en el desarrollo.

El Programa Conjunto “Prevención de conflictos, desarrollo de acuerdos y construcción de la paz en comunidades con personas internamente desplazadas en Chiapas” a través del componente que le corresponde al PNUD, realizó los días 9 y 10 de marzo de 2011 el Foro de diálogo sobre cultura de paz, desarrollo local y desplazamiento interno de personas, en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México; ciudad que también es sede de la suboficina de las Naciones Unidas en México.

El objetivo de este foro fue posicionar el tema del desplazamiento interno forzado en la agenda pública como parte de un proceso de diálogo que convoca a actores clave de los ámbitos social, político, académico, religioso, económico, gubernamental y a grupos de desplazados para compartir y sistematizar experiencias de forma que se puedan generar insumos en el reconocimiento, la cuantificación y la atención del desplazamiento interno forzado. Este proceso se orienta a la búsqueda de soluciones conjuntas, informadas y participativas.

En México, el desplazamiento interno forzado se ha originado por múltiples causas, entre las que destacan disputas por tierras, tráfico de estupefacientes, conflictos armados, intolerancia religiosa, proyectos de desarrollo y desastres naturales. En el estado de Chiapas se estima que en la actualidad existan hasta 29,200 personas que han sido desplazadas por alguno de estos motivos. Sin embargo, el problema es difícil de atender en tanto no existen padrones confiables o un marco jurídico que asegure la prevención o protección de la problación en situación de riesgo.

Es en este sentido que en el foro se han discutido los contextos, dificultades y posibles puntos de arranque para el tratamiento del desplazamiento interno forzado. Para ello, se contó con las ponencias de expertos internacionales y nacionales que expusieron el panorama, la atención humanitaria, social y jurídica de protección a las personas internamente desplazadas, así como la importancia de la restitución de los derechos vulnerados y las implicaciones del desplazamiento en el cumplimiento de los ODM.

En mesas de trabajo multiactor, los participantes identificaron los problemas que enfrenta la sociedad ante el desplazamiento interno de personas, para elaborar propuestas que desde el marco legal, las políticas públicas y las relaciones socioculturales, permitan brindar condiciones de atención integral desde un enfoque de derechos.

Durante los trabajos del Foro, se contó con la participación activa de representantes de comunidades de personas desplazadas, quienes expresaron de viva voz sus inquietudes, necesidades y propuestas para encontrar soluciones a sus demandas actuales. Además participaron miembros de los gobiernos federal y estatal y expertos nacionales e internacionales que presentaron experiencias globales y regionales.

Se retomaron, como un elemento clave para abordar el tema, los Principios Rectores de las Naciones Unidas para el Desplazamiento Interno y las recomendaciones emitidas por el Represente del Secretario General de Naciones Unidas para los Desplazamientos Internos.

Con base en la identificación de la problemática específica de desplazamiento interno, se consideró que es fundamental abordar el problema desde una perspectiva integral, con enfoque de derechos, en tres ejes estratégicos:

1. Marco legal
2. Políticas públicas
3. Identidad y cultura

Estos tres ejes deben considerar las diferentes fases relativas a las condiciones que viven las personas que han sido desplazadas: prevención, asistencia humanitaria, condiciones básicas de vida, reasentamiento (ya sea retorno o reubicación) y estabilización socioeconómica. A partir de estos ejes estratégicos, y tomando en cuenta las fases de atención, el Foro llevó a cabo un análisis para identificar los instrumentos y mecanismos ya existentes y aquellos elementos que hace falta incorporar o reforzar en el diseño e implementación de políticas públicas.

Este evento da continuidad al proceso integral sobre desplazamiento interno en el estado de Chiapas que busca abordar desde distintas perspectivas el Programa interagencial conjunto “Prevención de conflictos, desarrollo de acuerdos y construcción de la paz en comunidades con personas internamente desplazadas”. Dentro de éste, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), desde el área de gobernabilidad democrática, tiene como objetivo principal consolidar las capacidades locales tanto institucionales como a nivel comunitario e impulsar procesos de diálogo democrático que redunden en la mejora de las condiciones de vida y los niveles de desarrollo de las comunidades de intervención. Este evento se constituye entonces como parte de un proceso de diálogo que visibiliza el tema del desplazamiento y busca que la sociedad en su conjunto: comunidades, instituciones de gobierno, sociedad civil, etc. esté preparada para actuar ante una situación de desplazamiento, que puede ocurrir en cualquier momento y por diversos motivos.

De esta forma, en el evento se reconoció las tareas que se están realizando desde otros componentes del Programa Conjunto, en particular la iniciativa de ley que se ha trabajado con académicos de instituciones nacionales y estatales, así como con grupos de desplazados, para elaborar un marco legal incluyente y efectivo para las características del estado de Chiapas que cubra los estándares mínimos internacionales para atender y no sólo administrar el fenómeno del desplazamiento. En particular se destacó la necesidad de reconocer las distintas causas de los desplazamientos forzados y de retomar como guía los Principios Rectores sobre Desplazamiento Interno de las Naciones Unidas y otros instrumentos internacionales de derechos humanos.

De la misma forma se consideró fundamental incluir en el proceso de gestión pública temas transversales como: equidad de género, inter y multicultiuralidad, y enfoque de derechos.