Mientras los refugiados huyen del Congo, la artista pop francesa Christine and the Queens hace una llamada de atención a una crisis olvidada

La artista pop francesa Chrsitine, de Christine and the Queens, charla con Imani, refugiada de la República Democrática del Congo, en el asentamiento de refugiados de Rmamwanja, en Uganda.  © ACNUR/Hannah Maube-ffinch

Una de las mayores artistas pop de Francia, Christine and the Queens, hace una llamada urgente de atención y acción para los refugiados que huyen de la violencia de la República Democrática del Congo, mientras aumenta la preocupación por el número de personas desplazadas que huyen del conflicto y la violencia en el país.

Viajando con ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, Christine ha visitado asentamientos de refugiados en la vecina Uganda, donde, durante un periplo este mismo mes por el sudoeste del país, presenció cómo más de 350 refugiados llegaban desde la RDC en un solo día, con las cifras aumentando a diario.

Desde 2012, unos 236.000 refugiados congoleños han huido a Uganda. En total, 621.711 refugiados de la RDC viven ahora en más de 11 países africanos, siendo Uganda el que más acoge.

Comentando la crisis, Christine dice: "Quiero hacer lo que humildemente pueda para mostrar mi solidaridad con los refugiados y arrojar luz sobre emergencias olvidadas como esta. Porque los canales de noticias están ya tan saturados con información, que algunas de las trágicas crisis de refugiados de nuestra época no reciben la cobertura que necesitan urgentemente. Siento que es mi obligación como artista y como ciudadana usar mi voz para garantizar que sus historias y necesidades lleguen aún más lejos".

Durante su visita, Christine pasó un tiempo en el Centro Juvenil de Rwamwanja, financiado por ACNUR. El centro ofrece talleres de música en los que jóvenes refugiados congoleños pueden potenciar su talento, hacer música y amigos. "Es fácil olvidarse de las cifras, pero los rostros no se pueden olvidar", dice Christine. "Yo, desde luego, no podré olvidar los rostros de los refugiados que he conocido aquí en Uganda. Resulta alentador ver un lugar seguro para que los jóvenes refugiados hagan música, bailen y vuelvan a ser jóvenes, en medio de una zona de emergencia como esta", comenta Christine. "Este tipo de proyecto permite que adolescentes con talento pasen unas cuantas horas sumergiéndose en la música que aman antes de volver a la realidad, con las dificultades de la vida de un refugiado".

La preocupación de ACNUR va en aumento por el creciente desplazamiento en varias zonas clave de la República Democrática del Congo. Con actividades generalizadas de las milicias, y los disturbios y la violencia afectando a muchas zonas, existe un alto riesgo de más desplazamientos, y cada vez es más difícil llevar la ayuda a las personas que la necesitan.

Bornwell Kantande, Representante de ACNUR en Uganda, apunta que "Uganda acoge actualmente a más de 1,4 millones de refugiados de los vecinos Sudán del Sur, RD del Congo, Burundi y otros países". Añade que "ACNUR está trabajando de manera conjunta con el gobierno de Uganda para facilitar asistencia humanitaria a los refugiados recién llegados y ayudarlos a ser autosuficientes tan rápidamente como sea posible".

Kantande continúa explicando que "en consonancia con el Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (CRRF, por sus siglas en inglés), Uganda está fortaleciendo la protección a los refugiados mediante el suministro de servicios integrales tanto para los refugiados como para las comunidades que los acogen, incluidos los servicios de salud, educación y oportunidades laborales. Este enfoque aumenta la autosuficiencia de los refugiados y fomenta unos lazos más fuertes entre las comunidades locales y los refugiados. El CRRF también aglutina a más socios, sobre todo expertos en desarrollo, con el fin de aportar soluciones a largo plazo a la situación de los refugiados y facilitar apoyo adicional al gobierno para que pueda incluir a los refugiados en los planes de desarrollo nacional."

Nota para editores

Uganda es uno de los países pioneros en utilizar, a la hora de gestionar situaciones que impliquen refugiados, un enfoque conocido como Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (Comprehensive Refugee Response Framework – CRRF, por sus siglas en inglés). En la declaración de Nueva York, adoptada por los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas en septiembre de 2016, Uganda se comprometió a continuar incluyendo a los refugiados en los sistemas locales y a compartir la responsabilidad por los refugiados. Este enfoque tiene como objetivo fortalecer tanto a los refugiados como a las comunidades que los acogen, al mismo tiempo que potencian la resiliencia y la autosuficiencia. El modelo también tiene como objetivo implicar a más socios, sobre todo agentes del desarrollo, para que faciliten apoyo adicional.

Para obtener más información sobre este tema, sírvase contactar:

  • en París: Céline Schmitt, schmitt@unhcr.org, +33 623 16 11 78
  • en Londres: Claire Lewis, lewis@unhcr.org, +44 78 80 230 934

Gracias a la Voluntaria en Línea Esperanza Escalona Reyes por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.