Tamaño del texto A A A

Miles de cameruneses buscan seguridad en Nigeria

Junto con las autoridades nigerianas, hasta la fecha ACNUR ha registrado a unas 2.000 personas, con la ayuda de sus socios locales en varios lugares del suroeste de Nigeria, mientras que otras 3.000 están a la espera de ser registradas.

GINEBRA, Suiza, 31 de octubre de 2017 (ACNUR). - ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en conjunto con las autoridades locales en el sureste de Nigeria, está ofreciendo asistencia a los cameruneses recién llegados en busca de refugio y seguridad. Miles de personas han huido a Nigeria tras el resurgimiento de la violencia en zonas anglófonas de Camerún a principios de octubre.

Junto con las autoridades nigerianas, hasta la fecha ACNUR ha registrado a unas 2.000 personas, con la ayuda de sus socios locales en varios lugares del suroeste de Nigeria. Otras 3.000 están a la espera de ser registradas, al tiempo que más personas podrían estar atrapadas en los bosques del lado camerunés en su intento por cruzar la frontera.

ACNUR y la Comisión Nacional para Refugiados, Migrantes y Desplazados Internos (NCFRMI, por sus siglas en inglés) están distribuyendo materiales humanitarios en el Estado de Cross River, en Nigeria.

Los equipos de ACNUR y Nigeria están realizando visitas conjuntas a diferentes ubicaciones para realizar una mejor evaluación de la situación y registrar a los recién llegados. La Agencia de la ONU para los Refugiados también ha entregado artículos de primera necesidad tales como colchones y mantas, mosquiteras, utensilios de cocina o productos de higiene personal, así como 40 toneladas de alimentos. ACNUR continuará la distribución de materiales de ayuda en varios lugares a lo largo de esta semana.

ACNUR está trabajando con el Gobierno nigeriano y otras agencias de la ONU en un plan de contingencia, preparando asistencia humanitaria para hasta 40.000 personas que podrían cruzar a Nigeria. No obstante, ACNUR teme que la cifra de 40.000 llegadas pueda ser conservadora si el conflicto persiste.

Nigeria y Camerún están haciendo frente actualmente a una de las peores crisis humanitarias del mundo, con 2,5 millones de personas desplazadas por la insurgencia de Boko Haram en la región del lago Chad. La afluencia actual de cameruneses que buscan seguridad en Nigeria plantea desafíos adicionales a la comunidad internacional y genera una carga extra para una asistencia ya de por sí limitada.

 

Para mayor información, contacte: