Tamaño del texto A A A

Países centroamericanos discuten desafíos de la protección en la región

Se realizó en Managua, Nicaragua, la tercera Consulta subregional del proceso conmemorativo del 30º Aniversario de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados, Cartagena+30.

MANAGUA, Nicaragua, 16 de julio de 2014 - En el marco de la conmemoración del 30º aniversario de la Declaración de Cartagena para los Refugiados, tuvo lugar la tercera Consulta subregional de este proceso, esta vez enfocada en Mesoamérica, tratando temáticas relacionadas con los desafíos de protección internacional y oportunidades para un nuevo marco estratégico de cooperación regional.

Recordamos que la Declaración de Cartagena fue una respuesta visionaria y pragmática a las consecuencias humanitarias de las crisis en Centroamérica de los ‘70 y ‘80, que permitió construir fuertes alianzas estratégicas con países latinoamericanos para la protección de los refugiados.

La Consulta mesoamericana que se llevó a cabo en Managua, el 10 y 11 de julio 2014, fue auspiciada por el Gobierno de Nicaragua, el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR). En el evento participaron delegaciones gubernamentales -a nivel viceministerial- de 8 países, así como países observadores, funcionarios de la Secretaría General del SICA y organismos regionales e internacionales. La sociedad civil tuvo igualmente un espacio para presentar propuestas concretas que fueron acordadas en un proceso de consulta coordinado por el Consejo Noruego para los Refugiados (CNR).

© ACNURDurante la reunión, los gobiernos de la región y el SICA, con el aporte de la sociedad civil, de la academia y de organizaciones internacionales, analizaron los desafíos actuales de la protección en la región haciendo énfasis en las múltiples causas que generan la movilidad humana y, en particular, las nuevas tendencias del desplazamiento forzado en Mesoamérica causadas por las actividades del crimen organizado transnacional.

Reiterando la larga tradición de asilo que caracteriza la región Mesoamericana, se resaltó la necesidad de fortalecer el marco regional de protección para solicitantes de asilo, refugiados y otras personas desplazadas por situaciones de violencia. Considerando que esta situación tiene una dimensión regional, se recalcó que la respuesta debe basarse en el principio de la responsabilidad compartida en la cual se deben articular esfuerzos entre países de origen, de tránsito y de asilo, con el apoyo de organizaciones regionales como el SICA, así como los órganos e  instancias que lo conforman, especialmente la Comisión de Seguridad de Centroamérica (CSC).

Como resultado de las deliberaciones, se vertieron conclusiones y recomendaciones prioritarias que constituyen una hoja de ruta para fomentar un espacio de protección regional que debe contar con la cooperación del Sistema de Naciones Unidas, de organismos internacionales y de otros Estados de la región. Estas recomendaciones constituyen el aporte de la región mesoamericana al proceso conmemorativo de Cartagena+30, que se llevará a cabo en Brasilia en diciembre de 2014, donde se adoptarán una declaración y un plan de acción para la próxima década.

El proceso Cartagena+30 provee una única oportunidad de fortalecer la colaboración y esfuerzos conjuntos que respondan de manera efectiva a los varios desafíos de protección en las Américas y fomenten una visión progresista para enfrentar los retos que se esperan en los próximos años.