Proyecto "Empoderando a Refugiadas" promueve oportunidades educativas para mujeres refugiadas en Brasil

Tercer encuentro en 2017 de esta iniciativa del Pacto Global reunió a 20 mujeres en busca de calificación para ingresar al mercado de trabajo brasileño.

Tercer encuentro del proyecto "Empoderando a las Refugiadas" presentó oportunidades existentes en las instituciones de enseñanza técnica y superior en Brasil como forma de calificar refugiadas para buscar nuevas oportunidades de empleo.

Tercer encuentro del proyecto "Empoderando a las Refugiadas" presentó oportunidades existentes en las instituciones de enseñanza técnica y superior en Brasil como forma de calificar refugiadas para buscar nuevas oportunidades de empleo.  © Fellipe Abreu/Pacto Global

SÃO PAULO, Brasil, 15 de mayo de 2017 (ACNUR) – Tener una educación más cualificada hace la diferencia a la hora de conseguir trabajo en el disputado mercado brasileño. Y para un grupo de mujeres refugiadas que vive en São Paulo, no falta esfuerzo y dedicación para mejorar su currículum.

La semana pasada, en São Paulo, refugiadas de Siria, República Democrática del Congo, Colombia, Nigeria y Mozambique se encontraron en otra ronda del proyecto "Empoderando a las Refugiadas" para conocer oportunidades y estrategias de capacitación en universidades y otras instituciones y con eso aumentar sus posibilidades de obtener un buen empleo.

Este encuentro propició a las refugiadas estar en contacto con la Universidad de São Carlos (UFSCar) y la Universidad Católica de Santos (UniSantos), que ofrecen mecanismos de acceso diferenciado en sus cursos de graduación. También se informaron sobre los cursos técnicos ofrecidos para refugiados por el Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (SENAI). Las refugiadas también tuvieron sesiones de mentoría de recursos humanos, vivencia en atención plena y un taller de maquillaje.

El proyecto "Empoderando a las Refugiadas" ha contribuido a informar a las refugiadas que viven en São Paulo sobre las posibilidades existentes en el estado para capacitarse y calificarse en busca de nuevas conquistas para para aquellas que se vieron obligadas a abandonar su país de origen.

"Estoy en Brasil hace dos años y quiero entrar en la universidad para tener un trabajo que me haga sentir orgullosa. Estoy descubriendo cosas que no sabía para abrir caminos que puedan llevarme más lejos", dijo María, de 18 años, solicitante de asilo de la República Democrática del Congo, que ya participó en otros encuentros del "Empoderando a Refugiadas" este año. Así como en los demás encuentros, ella estaba acompañada de la hermana y de la madre.

María, solicitante de asilo de la República Democrática del Congo, aclara dudas sobre las oportunidades de acceso a la enseñanza técnica y superior para refugiados en Brasil durante la realización del proyecto "Empoderando a Refugiadas".

María, solicitante de asilo de la República Democrática del Congo, aclara dudas sobre las oportunidades de acceso a la enseñanza técnica y superior para refugiados en Brasil durante la realización del proyecto "Empoderando a Refugiadas".  © Fellipe Abreu/Pacto Global

Representantes de la UFSCar y de la UniSantos explicaron a las refugiadas los mecanismos que facilitan la entrada en sus cursos de graduación para las personas refugiadas. La UFSCar, que es una universidad pública, destina a los refugiados que viven en Brasil una vacante en cada uno de sus 64 cursos de graduación, mientras que la UniSantos lanza,en cada mes de enero, un edicto que ofrece tres vacantes con bolsa de estudios integral para esta población.

Las dos universidades integran la Cátedra Sérgio Vieira de Mello, coordinada por el ACNUR para promover a los alumnos matriculados el acceso a la temática del refugio y de los desplazamientos forzados a través de la oferta de contenido de diferentes disciplinas, además de posibilitar el acceso de personas refugiadas a la enseñanza superior.

La refugiada colombiana Angélica, que cursa psicología en la UFSCar, participó del encuentro y recomendó el mundo universitario a las demás mujeres. "Llegué en Brasil con pocas maletas y mis hijos pequeños. Entrar en la universidad fue un nuevo inicio para mí", dijo Angélica, que vive en el país desde hace más de cinco años. Después de pasar por Manaus, ella se estableció en São Carlos y considera "muy buena" su adaptación a Brasil. "Incluso con algunas dificultades, usted no puede perder la fe", dijo la refugiada, que tiene hoy 41 años de edad.

La refugiada mozambiqueña Lara, de 33 años, quedó más interesada en los cursos presentados por el SENAI, ya que ella tiene formación en Tecnología de la Información y busca un curso más rápido para perfeccionar sus conocimientos.

"Quiero especializarme más en mi área de formación, pues creo que el mercado absorbe más fácilmente quien tiene conocimientos específicos", analiza Lara.

Lara es refugiada en Brasil y tiene interés en perfeccionar sus conocimientos para conquistar oportunidades de trabajo que se ajusten a su área de formación inicial, realizada en Mozambique.

Lara es refugiada en Brasil y tiene interés en perfeccionar sus conocimientos para conquistar oportunidades de trabajo que se ajusten a su área de formación inicial, realizada en Mozambique.   © Fellipe Abreu/Pacto Global

De acuerdo con las evaluaciones realizadas por el ACNUR, una de las principales solicitudes de la población refugiada que vive en Brasil es revalidar sus diplomas universitarios y dar continuidad a estudios para trabajar en sus áreas de formación.

En ese sentido, Nizreen, refugiada siria de 33 años, refleja exactamente cuánto el proyecto "Empoderando a las Refugiadas" le ha ayudado a obtener nuevos logros profesionales. "La información que recibimos aquí es muy valiosa, así como el hecho de conocer a otras mujeres e intercambiar experiencias con ellas. Soy técnica en ingeniería civil y ahora tengo un negocio de comida y dulces árabes. Vengo al encuentro para aprender más sobre cómo emprender en Brasil y ha sido muy bueno".

Otras informaciones valiosas para las refugiadas se refieren a los cursos profesionalizantes que fueron presentados a lo largo del encuentro, como el curso de costura promovido por las Tiendas Renner; el proyecto Conexión Al Por Menor, de Carrefour; el curso de emprendimiento realizado por el Consulado de la Mujer; y también los cursos de culinaria y actividades culturales de la plataforma de negocios social Migraflix.

Como la autoestima de las mujeres refugiadas también es un elemento fundamental para su valoración personal y profesional, la gerente de estrategia y comunicación social de Natura, Ana Carolina Soutello, habló a las mujeres refugiadas sobre la importancia de sentirse bien consigo mismas en esta larga caminata por la cual se enfrentan. "Más que la belleza en sí, necesitamos tener generosidad por la forma en que nosotros mismos nos miramos y juzgamos porque eso impacta nuestro humor y nuestras relaciones".

Las refugiadas presentes en el encuentro también fueron divididas en grupos de afinidad para tener un acompañamiento con profesionales de RH de las empresas Facebook, Carrefour, Sodexo, Natura, Whirlpool, Tiendas Renner y Consulado de la Mujer. Las mujeres participaron también en un taller de atención plena y un taller de maquillaje, cuando recibieron kits de cosmeticos de Natura.

Este tercer encuentro del proyecto "Empoderando a las Refugiadas" tuvo lugar en la sede de EMDOC, una empresa especializada en consultoría jurídica de inmigración y soporte en el alojamiento y adaptación de expatriados. El brazo social de la EMDOC es el Programa de Apoyo para la Reubicación de los Refugiados (PARR), proyecto orientado a la reinserción de las personas refugiadas en el mercado de trabajo brasileño, así como elevar el conocimiento de ese potencial a las corporaciones.

El proyecto Empoderando a Refugiadas es coordinado por la Red Brasil del Pacto Global, por ACNUR y por ONU Mujeres. Tiene como socios estratégicos la Cáritas Arquidiócesis de São Paulo, Fox Time Recursos Humanos, ISAE y el Programa de Apoyo Para la Recolocación de los Refugiados (PARR). Además, cuenta con las siguientes empresas asociadas: Carrefour, EMDOC, Facebook, Tiendas Renner y Sodexo. El próximo encuentro tendrá lugar el día 2 de junio, en la sede de Facebook, en São Paulo.

Por Miguel Pachioni, de São Paulo

Gracias a la Voluntaria en Línea Camila Carvalho por el apoyo ofrecido con la traducción del portugués de este texto.