Tamaño del texto A A A

Reforma en ley de nacionalidad representa un importante paso para acabar con la apatridia en Madagascar

Desde el lanzamiento de la campaña #IBelong, ha habido un significativo progreso en lograr que los gobiernos adopten las convenciones de la ONU sobre la apatridia.

GINEBRA, Suiza, 06 de febrero de 2017 (ACNUR) – Un cambio en la legislación sobre nacionalidad en Madagascar, el cual le da igualdad de derecho a hombres y a mujeres para transmitir la nacionalidad a sus hijos, es un importante paso para la campaña para la reducción de los casos de apatridia, dijo el ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

La Agencia dijo en una declaración, que acoge la reforma y que insta al Gobierno de Madagascar a adherirse a las Convenciones de la ONU sobre la apatridia de 1954 y 1961, e implementarlas a través de sus propias leyes.

La nueva ley, aprobada por el parlamento y firmada por el Presidente Hery Rajaonarimampianina el mes anterior, también permite a cónyuges e hijos mantener su nacionalidad en caso de que la pareja o el padre mueran.

En 2014, ACNUR lanzó la campaña mundial #IBelong para acabar con la apatridia para el 2024. La campaña hace un llamado a eliminar la discriminación de género en las leyes nacionales, una de las principales causas de apatridia.

Melanie Khanna, directora de la sección de apatridia, dijo que la reforma de Madagascar era un paso significativo para la Campaña #IBelong.

“Desde el lanzamiento de la campaña, es el primer país que elimina de su legislación nacional las provisiones que previenen que las madres transmitan su nacionalidad a sus hijos en igualdad de condiciones que los padres”, dijo ella, agregando que varios de los 26 países que aún tienen leyes de nacionalidad similares, están considerando reformas.

La mayoría de las situaciones de apatridia son consecuencia directa de una discriminación con base en etnia, religión o género.

Desde el lanzamiento de la campaña #IBelong, ha habido un significativo progreso en lograr que los gobiernos adopten las convenciones de la ONU sobre la apatridia.

Muchos han logrado avances para reducir el número de personas apátridas en sus territorios.

Mundialmente, 89 países son parte de la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954, mientras que cerca de 68 Estados son parte de la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961.