Tamaño del texto A A A

Cumbre de las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes

La Cumbre de Las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes se ha establecido para adoptar compromisos clave para una mejor protección.

GINEBRA, Suiza, 6 de octubre de 2016 (ACNUR) - En la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes del 19 de septiembre de 2016 se espera que la Asamblea General adopte una serie de compromisos para mejorar la protección de los migrantes y refugiados.

Una vez adoptados estos compromisos, que fueron acordados el 2 de agosto, serán conocidos como la Declaración de Nueva York. La Declaración también contiene dos anexos que pretenden preparar el camino para la adopción del Pacto Mundial en 2018: uno sobre refugiados y otro sobre migrantes. (Anexo 1: Respuesta Integral a la situación de los refugiados; y Anexo 2: Pacto mundial para una migración segura, regular y ordenada).

¿Por qué es importante?

En un momento de múltiples crisis mundiales, y cuando los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes desafían a muchos países, incluso llegando a intensificar sentimientos de xenofobia en algunos lugares. Es sumamente significativo que 193 Estados Miembro de las Naciones Unidas se unan para acordar el camino para manejar los desafíos de mejor forma, y juntos.

Una vez adoptada, la Declaración de Nueva York será un hito significativo. En ella, los Estados declaran una profunda solidaridad con las personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares; reafirmando sus obligaciones con el pleno respeto de los Derechos Humanos de los refugiados y migrantes y así mismo, los Estados se comprometen a un apoyo más significativo para aquellos países afectados por los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes.

La Declaración incluye compromisos comunes con los refugiados y migrantes, incluyendo: combatir la explotación, el racismo y la xenofobia, salvar vidas en las rutas, asegurar que los procedimientos fronterizos estén acorde a los debidos procesos, y en línea con el Derecho Internacional. También incluye el prestarle atención a las necesidades de mujeres, niños, y a quienes tengan necesidades de atención médica, reconociendo y facilitando las contribuciones positivas de los migrantes y refugiados, y facilitando que sean parte del desarrollo de prioridades. Así mismo, asegurar que se cuenten con fondos adecuados, flexibles y previsibles.

Además, la Declaración establece compromisos específicos en relación con los migrantes y refugiados.

En cuanto a los refugiados, algunos de los compromisos específicos incluyen un mayor apoyo a los países y comunidades que acogen a gran cantidad de refugiados. También existen compromisos relacionados para impulsar la educación para los refugiados, crear empleos y esquemas de generación de ingresos para los refugiados y las comunidades de acogida. También hay un énfasis en expandir las oportunidades de reasentamiento y otras formas de admisión en un tercer país.

La Declaración también establece un Marco de Respuesta Integral a la Situación de los Refugiados para ser aplicado como respuesta en los flujos a gran escala de refugiados o situaciones prolongadas. Esta será más amplia que una típica respuesta a la situación de refugiados, que incluye a una serie de tomadores de decisión, entre ellos autoridades locales y nacionales, actores humanitarios y de desarrollo, sector privado y sociedad civil. El Marco también enfatiza la importancia de que los refugiados sean auto suficientes, y de abordar las necedades de las comunidades locales de acogida.

¿Qué significa esto para la protección de los refugiados?

La Declaración de Nueva York reafirma la importancia y aplicación del Régimen de Protección Internacional, La Convención de 1951, Derechos Humanos y Derecho Humanitario, en un momento en el cual las cifras de desplazamiento forzado son récord.

Los Gobiernos reconocen específicamente que la protección de los refugiados y la asistencia a los países de acogida es una responsabilidad compartida, y no únicamente de los países de acogida. Este es un desarrollo crítico.

La Declaración de Nueva York también señala un cambio más allá de una respuesta meramente humanitaria para los movientes de refugiados, que en sí está severamente sub financiada, a una respuesta más amplia, sistemática y sostenible para ayudar a los refugiados y las comunidades que los acogen. Esto significará trabajar en varios frentes al mismo tiempo: abordar las necesidades humanitarias, incluir a actores del desarrollo más temprano para ayudar a los refugiados y sus comunidades de acogida, y comenzar una planificación a un plazo más largo de soluciones que vayan más allá de la fase de emergencia.

El ACNUR también acoge la realización de la Cumbre de Líderes Mundiales convocada por el Presidente Obama, que brinda una oportunidad para que los Gobiernos concreten compromisos para financiar las solicitudes humanitarias y organizaciones internacionales, para admitir más refugiados a través del reasentamiento y otras vías, y aumentar la auto suficiencia e inclusión de los refugiados mediante oportunidades de educación y trabajo.

Formato para la Cumbre

La Cumbre iniciará el 19 de septiembre con una plenaria de apertura presidida por el Presidente de la Asamblea General y con declaraciones de Oficiales de Alto Nivel de la ONU, incluyendo El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi. Habrá dos sesiones plenarias paralelas para declaraciones de los Estados Miembros. 

Por Melissa Fleming