Tamaño del texto A A A

Un joven afgano se establece en Alemania gracias a su afición al fútbol

Shoaib, que encontró la seguridad en Alemania, es uno de los 12 niños desplazados que se atreven a soñar en The Dream Diaries.

BERLÍN, Alemania, 22 de enero de 2018 (ACNUR) – Shoaib, de 11 años, que huyó del conflicto afgano, tiene la mirada puesta en una sola meta.

“Cuando me levanto por la mañana pienso en el fútbol,” dice este joven aficionado a este deporte. “Y por la noche, cuando me voy a la cama, sigo pensando en el fútbol. En Afganistán jugaba al fútbol, igual que aquí, en Alemania. En mi vida han cambiado muchas cosas, pero mi afición al fútbol sigue igual.”

Shoaib, que encontró la seguridad en Alemania, es uno de los 12 niños desplazados que se atreven a soñar de nuevo en The Dream Diaries, un nuevo proyecto fotográfico.

Esta serie creativa ha sido producida por la fotógrafa Debra Barraud, autora de Humans of Amsterdam, y su colega Benjamin Heertje, la creadora en línea Annegien Schilling, el cineasta Kris Pouw y el ACNUR, el organismo de las Naciones Unidas para los Refugiados.

“En mi vida han cambiado muchas cosas pero mi afición al fútbol sigue igual.”

Jugar al fútbol con su familia y sus amigos ha permitido a Shoaib mantener la sonrisa, incluso en los momentos más oscuros y difíciles. En Afganistán, su país de origen,  al 31 de diciembre de 2016, había cerca de 4,7 millones de personas desplazadas a causa del conflicto prolongado y las persecuciones. En Alemania, país en el que vive Shoaib, había en 2017 12.346 afganos registrados como solicitantes de asilo. Ahora Shoaib está decidido a convertirse en un jugador de fútbol famoso.

En su sueño, que ha cobrado vida gracias al equipo de The Dream Diaries, sostiene un balón llameante.

“Me gustaría ser el mejor jugador de fútbol del mundo; no me conformo con ser uno más,” explica al equipo de The Dream Diaries.

Shoaib conoce la importancia del trabajo en equipo. “En el fútbol debe jugar todo el equipo, no un jugador individual. Cuando juego en equipo es cuando me gusta el fútbol.”

Más de la mitad de los refugiados del mundo son niños y muchos de ellos pasan toda su infancia lejos de sus hogares. Sin embargo, con la ayuda necesaria pueden encontrar la manera de sobrellevar su situación y pensar de nuevo en el futuro.

“Me gustaría ser el mejor jugador de fútbol del mundo.”

“El deporte es un idioma universal y una manera perfecta de integrar a los refugiados en la sociedad alemana,” dice Roland Bank, representante del ACNUR en Alemania. “La integración es un proceso bidireccional y ya existen las estructuras necesarias. Los clubes de fútbol, los cuerpos de bomberos voluntarios y otros agentes consolidados de la sociedad civil alemana han abierto sus puertas a los recién llegados y están contribuyendo a crear un entorno en el que los niños como Shoaib tengan las mismas oportunidades que sus homólogos alemanes.”

The Dream Diaries, brinda a los niños la oportunidad de dejar volar su imaginación.

“Cuando los niños huyen de sus países de origen dejan todo atrás, salvo sus esperanzas y sus sueños,” dice Debra Barraud, miembro del equipo que ha creado el proyecto, y cuyo proyecto fotográfico Humans of Amsterdam tiene cerca de 500.000 seguidores en Facebook. “Este proyecto nos ha permitido ver la fortaleza de estos niños y sabemos que, con el apoyo necesario, pueden lograr lo que se propongan.”

Puede apoyar la campaña #WithRefugees del ACNUR firmando la petición global, en la que se le pide a los responsables de la toma de decisiones, que garanticen a los refugiados seguridad, educación y oportunidades – y hagan realidad sus sueños. Se puede seguir la serie The Dream Diaries en el siguiente enlace Humans of Amsterdam, Fetching Tigerss y en las cuentas sociales del ACNUR.

Cuando juega al fútbol con su tío y su primo, Shoaib reafirma su creencia de que las personas están mejor unidas.  

“Cuando juegan no quieren pasar el balón,” dice. “Quieren ser ellos los que anotan el gol. Pero a mí no importa quién lo haga. Si alguien anota el gol, todo el equipo anota y gana.”