Unión Africana adopta histórica Convención para la protección y asistencia de los desplazados internos

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Los líderes de la Unión Africana reunidos en la Cumbre sobre Refugiados, Retornados y Desplazados Internos en África adoptaron hoy un marco jurídico pionero que por primera vez codifica los derechos de las personas desplazadas dentro de sus propios países.

El instrumento, denominado Convención para la Protección y Asistencia de las Personas Desplazadas Internas en África (Convención de Kampala), será el primero jurídicamente vinculante en definir, a nivel regional, las responsabilidades que los Estados, e incluso los grupos armados, tienen de proteger y ayudar sus propios ciudadanos desarraigados.

Más allá de los conflictos armados, la Convención cubre las principales causas de desplazamiento, incluida la obligación que los gobiernos tienen hacia sus ciudadanos que huyen de los desastres naturales o provocados por el ser humano, y hacia las personas expulsadas de sus tierras al ponerse en marcha proyectos de desarrollo. Las personas obligadas a huir encontrarán en la Convención toda una serie de derechos de los que deberían beneficiarse antes, durante y después del desplazamiento.

Para que la Convención entre en vigor, al menos 15 Estados Miembros de la Unión Africana deberán ratificarla.

Aunque el número de refugiados disminuye en África, el número de personas desplazadas dentro de sus propios países sigue aumentando. En la actualidad hay 11,6 millones de desplazados internos en África, cerca del 45 por ciento del total de los desplazados internos en el mundo. El continente también cuenta con 2.659.000 refugiados y solicitantes de asilo. Alrededor de dos millones de personas se vieron desplazadas durante el pasado año.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, que participó en la cumbre de la Unión Africana en Kampala en representación del Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, destacó que con la Convención el concepto de "responsabilidad de proteger" se convierte en acción, agregando que la Convención nos recuerda que le pertenece en primer lugar a cada Estado la responsabilidad de proteger a sus propios ciudadanos y cuando un Estado no cumpla con ese deber, existe ahora una responsabilidad colectiva, en África, para tomar acción.

Texto de la Convención de Kampala (en inglés)