Tamaño del texto A A A

Yemen: el deterioro de las condiciones presagia una catástrofe humanitaria

ACNUR ha movilizado equipos para analizar la situación en zonas como Hudaydah, Ibb y el distrito de Maqbanah em Taizz.

GINEBRA, Suiza, 10 de febrero de 2017 (ACNUR).- Las luchas en los distritos costeros de la provincia yemení occidental de Taizz, Al Mokha y Dhubab, están expandiéndose hacia el interior, a los distritos de Al Wazi'iyah and Mawza. Como consecuencia, más de 34.000 personas han tenido que huir de sus hogares. Cerca de 28.000 se han visto desplazadas a otros distritos de Taizz, mientras que alrededor de 2.600 han escapado hacia la vecina provincia de Al Hudaydah. Unos pocos se han dirigido hacia el este, a las provincias de Lahj e Ibb.

ACNUR ha movilizado equipos para analizar la situación en zonas como Hudaydah, Ibb y el distrito de Maqbanah em Taizz, que han acogido a los nuevos desplazados y se ha comenzado con la entrega de ayuda de emergencia, compuesta por artículos de primera necesidad y de albergue.

En Hudaydah, ACNUR cuenta con distribución continua de artículos de ayuda para 3.663 personas desplazadas, como colchones, esterillas, mantas, utensilios de cocina, baldes y albergue de emergencia. Se tiene prevista asimismo la distribución de ayuda para cubrir las necesidades básicas de 5.131 personas en otros distritos de la provincia, pendiente de los permisos de acceso y consideraciones de seguridad. ACNUR también está proveyendo asistencia a 301 personas en IBB, desplazadas desde Al Mokha y Dhubab.

ACNUR negocia en estos momentos la entrega de ayuda de emergencia a 6.342 personas en Maqbanah, en Taizz. Debido a las continuas operaciones militares, el acceso humanitario es un desafío clave, pero ACNUR está inmerso en intensas conversaciones con las autoridades competentes de cara a que la asistencia alcance áreas de difícil acceso.

Con la intensificación de las hostilidades, la situación en el terreno se ha vuelto más peligrosa para los equipos de ACNUR. El martes, dos trabajadores se libraron por poco del impacto de un proyectil que cayó junto a su vehículo en Az Zaydiyah, a menos de 60 kilómetros de la ciudad de Hudaydah.

Además de la situación en la provincial de Taizz, el conflicto ha provocado un deterioro de las condiciones en todo Yemen. A pesar de que el país se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria, los recursos financieros necesarios para responder a la crisis de Yemen son lamentablemente insuficientes.

ACNUR hace un llamamiento a la comunidad internacional para responder a las necesidades de orden crítico y prioritario debido a que las operaciones en Yemen se enfrentan a una grave escasez de fondos. En lo que va de año, se ha recibido menos del uno por ciento de los fondos necesarios para esta operación y esta la falta de apoyo está limitando severamente la capacidad de acción.

A fecha de uno de febrero, ACNUR ha recibido sólo 738.303 dólares de los 99,6 millones presupuestados para las operaciones en Yemen de este año.