Tamaño del texto A A A

Yusra Mardini nombrada Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR

Yusra se ha convertido en una poderosa voz para aquellas personas desplazadas forzosamente en cualquier lugar del mundo

GINEBRA, Suiza, 27 de abril de 2017 (ACNUR).- La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, anunció hoy el nombramiento de la refugiada siria y atleta olímpica Yusra Mardini como Embajadora de Buena Voluntad.

Desde su selección para los Juegos Olímpicos de Río 2016, Mardini ha trabajado en estrecha colaboración con ACNUR, poniendo de relieve, con sus inspiradoras actuaciones, el primer Equipo Olímpico de Refugiados y la crisis global de refugiados.

Se ha convertido en una poderosa voz para aquellas personas desplazadas forzosamente en cualquier lugar del mundo, y en un valioso ejemplo de su resiliencia y determinación a la hora de reconstruir sus vidas y contribuir positivamente a las comunidades de acogida.

En la Asamblea General de Naciones Unidas, en septiembre de 2016, Yusra Mardini abogó por el derecho de los refugiados a vivir en un lugar seguro, tener acceso a la educación, a medios de vida y a oportunidades de formación profesional.

En enero de 2017, representó a ACNUR en el Foro Económico Mundial en Davos, donde era la participante más joven. Frente a un auditorio de alto perfil, destacó que en el contexto actual donde la duración media del exilio es de 17 años, los refugiados necesitan poder creer en su futuro y el de sus hijos, en lugar de vivir en la incertidumbre. "Con el estómago lleno, los refugiados pueden sobrevivir, pero sólo si se les da alimento para el alma serán capaces de prosperar", declaró.

Durante el pasado año, Yusra Mardini abogó también en favor de la causa de los refugiados durante encuentros con el Papa y el Presidente Obama, así como con figuras de la realeza, del mundo de los negocios y otros líderes mundiales.

"No es ninguna vergüenza ser un refugiado si recordamos quiénes somos. Todavía somos los médicos, ingenieros, abogados, profesores, estudiantes que éramos en casa. Todavía somos madres, padres, hermanos y hermanas. Fueron la guerra y la persecución las que nos forzaron a huir de nuestros hogares en busca de paz. Eso es ser un refugiado. Eso es lo que soy. Eso es lo que somos todos aquellos que componemos esta creciente población de personas sin un país. Soy una refugiada y estoy orgullosa de defender la paz, la decencia y la dignidad de todos aquellos que huyen de la violencia. Únete a mí. Apóyanos”.

Celebrando el nombramiento de Yusra Mardini como Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, declaró: "Yusra es una fuente de inspiración. A través de su impresionante historia personal, Yusra encarna las esperanzas, los temores y el increíble potencial de los más de diez millones de jóvenes refugiados en todo el mundo”.

El Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, afirmó: “La participación de Yusra y sus compañeros atletas del Equipo Olímpico de Refugiados en los Juegos Olímpicos de Río 2016 envió un mensaje de esperanza a todos los refugiados en el mundo. Demostró al gran público que los refugiados son seres humanos como nosotros y son una fuente de enriquecimiento para la sociedad. Espero que gracias a su papel como Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR, Yusra continúe siendo una fuente de inspiración para los refugiados y recordándonos que todos podemos contribuir a la sociedad a través del talento, habilidades y fortaleza del espíritu humano”.

Al aceptar su nuevo cargo, Yusra apuntó: “Estoy encantada de unirme a la familia de ACNUR y estoy impaciente por seguir difundiendo el mensaje de que los refugiados son personas normales que han pasado por circunstancias traumáticas y devastadoras, y que son capaces de cosas extraordinarias si se les da una oportunidad. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados realiza un trabajo importante e increíble para ayudar a los refugiados en circunstancias extremadamente difíciles, y estoy orgullosa de usar mi voz para apoyar a ACNUR”.