ACNUR profundamente preocupado por el secuestro de solicitantes de asilo en el este de Sudán

ACNUR está preocupado tras tener conocimiento del secuestro de 14 solicitantes de asilo eritreos por sujetos armados desconocidos en el este de Sudán el pasado jueves 4 de junio.

El incidente tuvo lugar cuando un grupo armado en una camioneta abrió fuego contra un convoy organizado por el Comisionado Sudanés para los Refugiados (COR, por sus siglas en inglés), que trasladaba a 49 solicitantes de asilo eritreos desde el centro de recepción de Wad Sharifey, situado cerca de Kassala, hacia el campo de refugiados de Shagarab.

Catorce solicitantes de asilo fueron secuestrados: siete menores no acompañados (seis niños y una niña), cinco mujeres y dos hombres. Además, seis solicitantes de asilo sufrieron heridas leves cuando saltaron de la camioneta en su intento de escapar. ACNUR está prestando apoyo a los supervivientes, que han sido trasladados al campo de Shagarab, y está en contacto con las autoridades sudanesas, quienes están investigando el caso.

ACNUR celebra esta investigación y ha pedido al Gobierno que no escatime ningún esfuerzo para la detención de los responsables y para llevarlos ante la justicia. ACNUR insta a que todos los traslados de solicitantes de asilo vayan acompañados sistemáticamente por una escolta de seguridad.

Antes de este incidente, el Gobierno de Sudán y ACNUR habían observado una reducción de los secuestros y trata de personas en el este del país, como resultado de la cooperación en curso entre ACNUR y el Gobierno para luchar contra lacra. En los últimos días, el Gobierno reafirmó su compromiso en la lucha contra este fenómeno al respaldar la Estrategia 2015-2017 para hacer frente a la trata, secuestro y tráfico de personas en Sudán.