Declaración del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, sobre los retornos al noreste de Nigeria

Me encuentro sumamente preocupado por la alta cifra de refugiados acogidos en Camerún que están retornando al noreste de Nigeria, a una situación que no está preparada para recibirles.

Hace tres semanas, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, advirtió sobre la situación en Banki, ciudad fronteriza de Nigeria, donde miles de personas estaban retornando.

El albergue era escaso, había una severa situación de sobrepoblación, los suministros de agua y las instalaciones sanitarias eran completamente inadecuadas, la ayuda humanitaria era escasa, y con la estación lluviosa próxima a llegar, existía un riesgo de enfermedades. Incluso antes de los retornos, Banki albergaba a cerca de 45.000 personas desplazadas internas.

Ahora, un adicional de 889 refugiados nigerianos, siendo la mayoría de ellos niños, ha llegado. Llegaron a Banki el 17 de junio, después de realizar una travesía desde el campamento Minawao en Camerún.

Estoy convencido de que en este momento los retornos no son sostenibles. ACNUR ya ha incrementado sus esfuerzos para brindar más información en el campamento Minawao, para asegurar que los refugiados cuenten con información precisa sobre las condiciones en Banki antes de que tomen la decisión de retornar.

En Banki debe ser prioritario lograr un esfuerzo interagencial fortalecido para abordar la situación existente. Estamos trabajando con las autoridades y los actores humanitarios para asegurar que los retornados sean evaluados rápidamente, y que reciban alimento, albergue y otros apoyos básicos.

Los recién llegados ponen una presión extra sobre los pocos servicios existentes, y hemos escuchado informes de que aún más refugiados están intentando retornar. Con el inicio de la época lluviosa, debe evitarse a toda costa una nueva emergencia.

La Comisión Tripartita, conformada por ACNUR y los Gobiernos de Nigeria y Camerún, necesita llevar a cabo su primera reunión tan pronto como sea posible, para establecer las condiciones mínimas que se necesitan para los retornos, y discutir cómo abordar estos movimientos espontáneos.