Oficina del Inspector General

Se insta a las personas preocupadas por posibles faltas de conducta a denunciar y ponerse en contacto con la OIG.
En particular, el fraude, la corrupción, la explotación sexual y el abuso l y el acoso sexual se consideran faltas de conducta, ya sea por parte del personal del ACNUR, el personal asociado o los proveedores / contratistas.

El mandato de supervisión estratégica es fortalecer la respuesta de toda la organización con los resultados de supervisión y facilitar la coherencia de todas las funciones de supervisión, asegurando que no hayan vacíos o duplicaciones. Este servicio está a cargo del metanálisis de resultados, recomendaciones sobre asuntos importantes que requieren una acción de gestión, comunicación y coordinación con organismos externos.

La supervisión estratégica gestiona la relación con la Oficina de Servicios de Supervisión Interna de las Naciones Unidas (OSSI), que realiza auditorías internas. También actúa como punto focal para la Dependencia Común de Inspección (DCI) de las Naciones Unidas y como Secretaría del Comité de Auditoría y Supervisión Independiente (CCIS).El Servicio de Investigación es responsable de recibir y examinar denuncias de mala conducta por parte del personal del ACNUR, el personal de los socios, los proveedores o los contratistas. Cuando corresponda, la OIG realizará una investigación para determinar los hechos.

Definición de mala conducta

Naciones Unidas define mala conducta como “El incumplimiento por un funcionario de sus obligaciones con arreglo a la Carta de las Naciones Unidas, el Estatuto y el Reglamento del Personal u otras disposiciones administrativas aplicables, o de las normas de conducta que se esperan de un funcionario internacional”.

Definición de explotación sexual y abuso (EAS)

Naciones Unidas definen la explotación sexual como "todo abuso o intento de abuso con fines sexuales en una situación de vulnerabilidad, de relación de poder desigual o de relación de confianza, incluidos, entre otros, la obtención de beneficios económicos, sociales o políticos a través de la explotación sexual de otra persona" y como abuso sexual se entiende "la intrusión o amenaza de intrusión física de naturaleza sexual, cometida ya sea mediante el empleo de la fuerza, bajo coerción, o en situación de desigualdad".

Presentación de denuncias

Toda persona puede contactar a la oficina del Inspector General (OIG) si tiene alguna pregunta o información sobre la posible mala conducta cometida por un funcionario de ACNUR o de otra persona que trabaje directamente con el ACNUR. Cualquier persona puede contactar a la OIG si tiene motivos para creer que un funcionario u otra persona asociada al ACNUR ha actuado de manera indebida.

Acciones disciplinarias

Si la investigación determina que un funcionario de ACNUR incumplió el Reglamento del personal y estatuto del personal de las Naciones Unidas o las Normas de conducta de la administración pública internacional, entonces la OIG enviará un informe a la División de Recursos Humanos y Administración del ACNUR (DHRM por sus siglas en inglés). Es responsabilidad de la División de Recursos Humanos establecer la respuesta administrativa apropiada, tales como posibles acciones disciplinarias. Dependiendo del tipo de mala conducta, la acción disciplinaria puede ser el despido, el descenso de categoría o una amonestación por escrito.