Plan de Acción de México

© ACNUR

El Plan de Acción de México (PAM) para Fortalecer la Protección Internacional de los Refugiados en América Latina: Principales avances y desafíos de la cooperación regional

El Plan de Acción de México es una importante herramienta regional para fortalecer la protección internacional en América Latina. Se trata del primer plan de acción adoptado por 20 países latinoamericanos, el 16 de noviembre de 2004, con la activa participación de los propios Estados, los organismos internacionales y representantes de las organizaciones de la sociedad civil de toda la región. 

Como resultado del compromiso creciente de los Estados y la cooperación de actores institucionales y de la sociedad civil, mucho se ha logrado en materia de protección y soluciones duraderas, los dos componentes fundamentales del Plan de Acción de México.

A diez años de la adopción del PAM, y mientras se celebra el 30º aniversario de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados, es hora también de mirar a los nuevos desafíos en materia de protección y soluciones para las personas refugiadas, apátridas y desplazadas forzadamente, así como a las nuevas oportunidades para consolidar el PAM como un marco estratégico regional de cooperación y solidaridad.

Componente de protección

El componente de protección del Plan de Acción de México se centra en seis áreas específicas, así como en el reconocimiento de las necesidades diferenciadas de protección por motivos de género, edad y diversidad.

Componente de soluciones duraderas

Este componente busca promover políticas y programas específicos de atención e integración de las personas necesitadas de protección.