Declaración de Nueva York

© ACNUR/Mark Henley

Hacia un Pacto Mundial sobre Refugiados

El 19 de septiembre de 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), adoptó una serie de compromisos para mejorar la protección de los refugiados y migrantes. Estos compromisos se conocen como la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes. La Declaración de Nueva York reafirma la importancia del régimen de protección internacional de refugiados y establece el compromiso de los Estados Miembros de fortalecer y mejorar los mecanismos de protección de las personas que se desplazan. Establece las bases para la adopción de dos pactos mundiales en 2018: un pacto mundial para los refugiados y un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular.

Al adoptar la Declaración de Nueva York, los Estados miembros:

  • Declaran su profunda solidaridad con las personas que se han visto obligadas a huir;
  • Reafirman sus obligaciones de pleno respeto de los derechos humanos de refugiados y migrantes;
  • Reconocen expresamente que la protección a las personas refugiadas y la ayuda a los Estados de acogida son responsabilidad compartida, y debe ser asumida de forma más equitativa y predecible;
  • Brindan su firme apoyo a los países afectados por los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes;
  • Acuerdan basarse en los elementos fundamentales del Marco de Respuesta Integral para los Refugiados; y
  • Acuerdan trabajar por la adopción del Pacto mundial sobre refugiados y del Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular.

Marco de Respuesta Integral para los Refugiados

La Declaración de Nueva York establece los elementos fundamentales del Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (en su Anexo I) para ser aplicado a desplazamientos de gran escala y de situaciones prolongadas de refugiados.

Los 4 objetivos generales del Marco de Respuesta Integral para los Refugiados son cuatro:

  • Aliviar las presiones de los países de acogida;
  • Fomentar la autosuficiencia de los refugiados;
  • Ampliar el acceso a las soluciones en terceros países; y
  • Apoyar las condiciones en los países de origen para posibilitar un retorno en condiciones de seguridad y dignidad.

El ACNUR en consulta con los Estados, está trabajando para aplicar el Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (CRRF, por sus siglas en inglés) en varios países – incluyendo Djibouti, Etiopía, Honduras, Uganda, la República Unida de Tanzania – y la situación de refugiados en Somalia.

El Pacto Mundial sobre Refugiados

En la Declaración de Nueva York, los Estados se comprometieron a trabajar en la adopción de un pacto mundial sobre refugiados en 2018. Los Estados le solicitaron al Alto Comisionado para los Refugiados proponer el texto del pacto en su informe anual ante la Asamblea General en 2018. Para más información puede ver Hacia un pacto mundial sobre refugiados.

Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular

La Declaración de Nueva York también establece un proceso de negociación de un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular, que se adoptará en 2018.

El pacto mundial para la migración segura, ordenada y regular tendrá como objetivo establecer una serie de principios, compromisos y entendimientos sobre la migración internacional, mejorar la coordinación de la migración internacional y ofrecer un marco para la cooperación internacional amplia respecto de los migrantes. A pesar de que ambos se ejecutaran al mismo tiempo, la Asamblea General decidió que los dos procesos son “separados, distintos e independientes”.

El pacto mundial para la migración coordinará la migración internacional y presentará un marco para una cooperación internacional conjunta sobre migrantes y desplazamiento. La Declaración de Nueva York le solicita al ACNUR que contribuya en la elaboración de principios no vinculantes para migrantes en situaciones de vulnerabilidad.

Algunos temas donde el ACNUR está contribuyendo incluyen respuestas a los flujos de refugiados y migrantes, la protección de migrantes en países que se enfrentan a conflictos y otras situaciones de vulnerabilidad, y desplazamiento debido al cambio climático y desastres naturales.

El ACNUR trabajará de cerca con las contrapartes interesadas en las cuestiones de complementariedad entre los dos pactos mundiales (sobre refugiados y migrantes), particularmente en relación a temas de migración, trata de personas, rescate en el mar, recolección de información y análisis, y promoción de la tolerancia.

Información adicional sobre el pacto mundial para la migración segura, ordenada y regular puede ser encontrada en el sitio de las Naciones Unidas para Refugiados y Migrantes

Cumbre de Líderes sobre los Refugiados

El 20 de septiembre de 2016 el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas y siete Estados miembros copresidieron la Cumbre de Líderes sobre Refugiados con el fin de ampliar a nivel mundial la distribución de la responsabilidad con la población refugiada.

En la Cumbre, 47 Estados se comprometieron a realizar cambios legales y de políticas, como proporcionar a los refugiados un mejor acceso a la educación, a un trabajo digno y a los servicios sociales existentes en los países donde viven, aumento de la ayuda humanitaria multilateral y de la ayuda para el desarrollo, así como un mayor acceso a soluciones en terceros países, como el reasentamiento y otras vías complementarias.

Más información sobre los compromisos aquí.