Coordinación de la Asistencia

© UNHCR / R. Arnold

En las operaciones humanitarias las organizaciones deben trabajar en conjunto para poder ayudar a la mayor cantidad de personas de la manera más efectiva. Para ello, el ACNUR está trabajando para estandarizar las mejores prácticas en la coordinación de las respuestas ante emergencias y así transparentar su trabajo en el terreno. El nuevo modelo construye sobre los principios desarrollados por el Comité Permanente Interagencial (IASC), el principal mecanismo para la coordinación interagencial de la asistencia humanitaria, del liderazgo, coordinación y rendición de cuentas, siempre tomando en cuenta la situación específica de los refugiados y las necesidades de las comunidades que los acogen. Siempre es el estado receptor el responsable primario de brindar protección a los refugiados, mientras que el ACNUR continúa su relación directa con el gobierno receptor en todos los temas de refugiados y codirige la respuesta y la planificación interagencial de los planes de contingencia. Elementos estándares para la coordinación de la asistencia y protección que se brinda a los refugiados incluyen el liderazgo por parte del ACNUR y sus socios en el desarrollo de estrategias de protección, asistencia y soluciones, además de las operaciones de los equipos interdisciplinarios y un grupo de trabajo sobre protección.

Un enfoque más sistemático a los procesos de coordinación del ACNUR permitirá que el desarrollo de las operaciones sea más predecible, más incluyente y más amigable con los socios del ACNUR, y ayudarán a garantizar que los refugiados y otras personas de interés reciban la asistencia y protección que necesitan.

En situaciones en las que en un país hay refugiados junto a otras personas receptoras de asistencia humanitaria o en áreas geográficas separadas, los acuerdos del ACNUR para la coordinación en temas de refugiados garantizan la complementariedad con el sistema de grupos temáticos del IASC, al mismo tiempo que mantienen la respuesta ante las situaciones de refugiados como un segmento separado para la rendición de cuentas, entrega de asistencia, financiación y la protección internacional.

En abril de 2014, el ACNUR y la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) acordaron simplificar y clarificar sus acuerdos de cooperación para alcanzar una mayor eficiencia y eficacia en la entrega de servicios a las personas afectadas por el desplazamiento forzado, mientras se evita la duplicación al nivel de entregas.