Refugiados de la RCA afectados por racionamiento de alimentos en Chad

Desde enero de 2014 el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se ha visto forzado a reducir en un 60% las raciones alimenticias que distribuye en los campamentos de refugiados en el sur de Chad ante la falta de fondos. La disminución de las raciones ha coincidido además con la llegada de miles de refugiados provenientes de la República Centroafricana al sur de Chad. Más de 14.000 desde el inicio de 2014. Muchos llegan enfermos, desnutridos y agotados luego de caminar por meses a través de la selva con poca comida y agua. Se suman a otros 90.000 refugiados provenientes de la RCA que ya se encuentran en el sur del país, algunos de ellos por años.

Los refugiados llegados con anterioridad han sido capaces de alcanzar cierto grado de autosuficiencia a través de la agricultura o el empleo, y así pueden compensar en parte la disminución de raciones. Pero los refugiados recién llegados, que huyen de los últimos episodios de violencia en su país natal, enfrentan una realidad mucho más dura. Y muchos de ellos, especialmente los niños, deberán luchar para sobrevivir porque el PMA se ha visto forzado a suspender los programas de alimentación complementaria utilizados para tratar a las personas que necesitan recuperarse de la desnutrición.

EL PMA necesita reunir U$ 186 millones para mantener los programas alimenticios para refugiados en África hasta el final del año. Adicionalmente, el ACNUR está haciendo un llamado urgente para recibir contribuciones para reunir los US$ 78 millones que se han presupuestado este año para garantizar la seguridad alimentaria y los programas de nutrición que se ofrecen a los refugiados en África.

Corentin Fohlen, fotoperiodista y Céline Schmitt, oficial de Información Pública del ACNUR, visitaron a los refugiados centroafricanos en el sur de Chad para documentar su situación y la forma en que están tratando de hacer frente a esta situación.