El Registro, al brindar un reconocimiento escrito de su estatuto, ayuda a proteger a las personas refugiadas contra el refoulement (devolución forzada), del arresto o la detención arbitraria. Les puede facilitar el acceso a los servicios o la asistencia y puede fomentar la libertad de movimiento, facilitando la independencia de las personas refugiadas. El registro de los niños ayuda a prevenir el reclutamiento militar, mantiene juntas a las familias y ayuda al ACNUR a reunificar a los niños o niñas separados con sus familias. ACNUR promueve que todos los refugiados y solicitantes del reconocimiento de la condición de refugiado sean registrados individualmente.

El registro, que incluye una descripción de los motivos que llevaron a esa persona a buscar protección, es esencial para identificar a quienes el reasentamiento o la integración local, y no la repatriación, son las soluciones más apropiadas.

Desde el 2004, este proceso se ha visto facilitado con la introducción de progres una aplicación para bases de datos del ACNUR usada ahora en más de 70 países que contiene fotos de las personas y además detalles escritos. Si bien el registro de los solicitantes de asilo y los refugiados sigue siendo responsabilidad de los estados de acogida, ACNUR brinda ayuda en los casos necesarios.

ACNUR está implementando un proyecto para mejorar proGres y hacerlo más efectivo para las necesidades operativas. Esto permitirá asegurar que esta valiosa herramienta continua jugando un rol clave en la protección de refugiados y solicitantes de asilo.

El método y los sistemas de registro deben cumplir con los estándares mínimos enumerados por ACNUR en esta Conclusión del ExCom de octubre de 2001: Conclusión No. 91 sobre el registro de refugiados y solicitantes de asilo