ACNUR > ¿Dónde trabaja? > América

América

Perfil de las operaciones regionales 2014 - América

Entorno de trabajo

•    El trigésimo aniversario de la firma de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados y el décimo del Plan de Acción de México tendrán lugar en 2014 y concederán a ACNUR, a los gobiernos y a la sociedad civil la oportunidad de hacer balance de los esfuerzos realizados por proteger y asistir a los millones de desplazados en la región de las Américas. Como anticipo a la conmemoración que se producirá en noviembre de 2014, ACNUR colaborará con los estados de la región para desarrollar y adoptar un nuevo plan de acción para la próxima década tomando como base los logros del Plan de Acción de México.

•    A pesar de que el número de solicitantes de asilo y refugiados en las Américas se mantiene relativamente estable, se prevé que esto cambie en 2014. El número de personas de la competencia del ACNUR podría incrementarse si se produjera un aumento en la violencia, fruto de la desmovilización, por parte de actores no estatales ilegales, donde se incluyen las organizaciones terroristas. Otras causas potenciales de este desplazamiento son las luchas por el control del territorio en Colombia, las organizaciones terroristas y el aumento en los casos de violencia por parte de bandas en América Central.

•    Mientras tanto, las negociaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), unidas a la puesta en marcha de la Ley sobre las Víctimas y la Restitución del Territorio, podrían mejorar las expectativas de encontrar soluciones; sin embargo, los retos de protección y seguridad persisten tanto en Colombia como en otros países que conceden asilo. Debido a la tensa situación que se vive en ciertas zonas de Colombia, el fin de las hostilidades no tendría por qué implicar el fin de la violencia y del impacto de ésta sobre la población. Cada mes, cerca de 1200 colombianos atraviesan la frontera para llegar a Ecuador en busca de seguridad y protección y se estima que muchos más se están dirigiendo a la República Bolivariana de Venezuela.

•    En Haití, los datos oficiales indican que casi 300.000 desplazados debido al terremoto de enero de 2010 continúan viviendo en campamentos y que muchas más personas se encuentran en asentamientos diseminados alrededor de las zonas afectadas. De hecho, muchos campamentos se han convertido en barrios marginales y se cree que el número de desplazados internos es significativamente superior al de los registros oficiales. Este sector de la población es extremadamente vulnerable.

•    Aunque no se dispone de datos exactos sobre el número de apátridas en la región de las Américas, se estima que el número de personas en riesgo de apatridia o con nacionalidad indeterminada sigue siendo elevado. Es probable que los individuos de ascendencia haitiana en la región del Caribe sean los más afectados. La migración generalizada de carácter irregular ha dejado a varios miles de personas, y en especial a sus hijos, sin registrar y en riesgo de apatridia.

Objetivos estratégicos

Las prioridades regionales de ACNUR en Norteamérica son asegurar el respeto de los estándares de protección para el acceso al asilo por parte de los estados, el derecho de no repatriación y los procedimientos para la determinación de la condición de refugiado.

En Canadá, ACNUR apoyará la reforma de la ley de apoyo a los refugiados y completará el papel que se le ha encomendado desempeñar en los casos que sientan precedente ante la División de Apelación de los Refugiados.

En los Estados Unidos, ACNUR trabajará en estrecha colaboración con las autoridades para proteger a los menores separados y no acompañados, encontrar alternativas a las detenciones y asegurar el cumplimiento de los estándares del Derecho Internacional de los Refugiados; especialmente mediante la puesta en marcha de la Reforma Integral de la Inmigración y la Ley de Inmigración y Protección de los Refugiados, que actualmente se están debatiendo en el Congreso.

En el Caribe, ACNUR se centrará en la prevención y la reducción de las situaciones de apatridia y en la resolución de los problemas relacionados con la nacionalidad, especialmente animando a las autoridades pertinentes a adoptar leyes sobre la nacionalidad apropiadas, a realizar reformas del registro civil, el registro de nacimientos y la documentación. Del mismo modo, ACNUR pondrá énfasis en la necesidad de protección en las migraciones mixtas y de alternativas a la detención. Otra prioridad en la región será la creación de una mayor capacidad institucional.

En los países afectados por la situación de Colombia, ACNUR hará todo lo posible para garantizar que los desplazados internos, los refugiados y las personas en riesgo de convertirse en desplazadas no sean privados de los derechos de que disponen bajo el amparo del derecho nacional e internacional. En Colombia, ACNUR estudiará el potencial de las soluciones viables basadas en la Ley sobre las Víctimas y la Restitución del Territorio y el resultado de las negociaciones de paz con las FARC. Mediante la Iniciativa de Soluciones de Transición, ACNUR y el PNUD están desarrollando metodologías para encontrar soluciones sostenibles en 17 comunidades. Esto servirá de apoyo a los esfuerzos del gobierno con respecto a la integración local en las zonas urbanas, los realojamientos en las zonas rurales y el retorno de los desplazados internos. En Ecuador, ACNUR hará un seguimiento de la puesta en práctica de la reforma en la legislación sobre los refugiados con el objetivo de abordar cualquier impacto negativo sobre las personas que necesitan protección internacional. En la República Bolivariana de Venezuela, la actuación de ACNUR irá encaminada a reforzar las actividades con las autoridades para mejorar el registro y la documentación. La Oficina incrementará el número de misiones de procesamiento de documentación en la frontera con Colombia para promover la protección y la asistencia para los solicitantes de asilo y los refugiados de la zona.

Las estadísticas sitúan a América Central a la cabeza de las regiones más afectadas en términos de violencia por parte de actores no estatales ilegales. Esto se refleja en la protección y crea nuevos patrones de desplazamiento. ACNUR ayudará a las autoridades nacionales a lidiar con los problemas de desplazamiento en El Salvador, Guatemala y Honduras mediante el fortalecimiento de los marcos de protección, la mejora del seguimiento sobre el terreno en las fronteras y la identificación de los casos en situación de vulnerabilidad.

Durante este año, el del trigésimo aniversario de la Declaración de Cartagena, todas las operaciones en las Américas se centrarán en la integración de las preocupaciones principales sobre protección para ACNUR dentro de un marco regional que funcionará durante la próxima década y se construirá sobre el Plan de Acción de México de 2004. Se llevarán a cabo grandes esfuerzos enfocados a asegurar el acceso a la protección territorial y los procedimientos de asilo; la protección contra la repatriación, especialmente en las zonas de frontera, ya sea terrestre o marítima; y las mejoras en los procedimientos para la determinación de la condición de refugiado y las decisiones mediante la constante implementación de iniciativas de control de calidad. ACNUR también procurará garantizar a los refugiados urbanos el acceso a atención sanitaria asequible, a la educación y a otros servicios básicos así como a medios de subsistencia dignos. Las iniciativas de búsqueda de soluciones integrales supondrán un nuevo impulso a la integración local, la naturalización, la condición de residente permanente o al reasentamiento. Se estudiará si podría derivarse una solución con garantías de protección a partir de las migraciones organizadas. Los esfuerzos para reducir la violencia sexual y por motivos de género y el reclutamiento de niños serán una prioridad.

Reto

sAunque los países de las Américas disponen de efectivos instrumentos a nivel regional y nacional destinados a la protección de las personas de interés para ACNUR, siguen presentándose muchos retos en lo que respecta al acceso al asilo, la calidad de los procedimientos de asilo, las oportunidades de obtener medios de subsistencia, las soluciones duraderas, la tendencia de los países de situar las preocupaciones por la seguridad por encima de las necesidades de protección de los refugiados y las bajas tasas de reconocimiento.

La situación de seguridad continúa siendo precaria en las zonas fronterizas entre Colombia y Ecuador y la República Bolivariana de Venezuela. Muchos solicitantes de asilo siguen llegando a la zona; si embargo, a ACNUR le resulta complicado abordar su situación, lo que dificulta su protección y la prestación de ayuda.

ACNUR promueve activamente la ratificación de las Convenciones sobre la Apatridia en la región para, de esa forma, evitar que ningún individuo o grupo corra el riesgo de convertirse en apátrida. La Agencia también lucha para que se aprueben legislaciones sobre la nacionalidad y proyectos de documentación. Sin embargo, los recursos disponibles sólo cubren a una pequeña parte de quienes se encuentran en una mala situación. En los países que se encuentran en la situación de Colombia, pueden surgir oportunidades gracias a soluciones más innovadoras, entre ellas por ejemplo el desarrollo de estrategias migratorias sensibles a la protección dentro de marcos legales preexistentes que faciliten la movilidad de seres humanos. No obstante, esto exigiría un nivel de recursos adecuado.

La violencia y las actividades criminales por parte de los actores no estatales ilegales en América Central y México ponen en peligro las vidas de las personas de interés para ACNUR y son la causa principal del desplazamiento.

La xenofobia y la discriminación, en especial contra los refugiados colombianos y haitianos y otras personas con ascendencia haitiana de interés para ACNUR, sigue afectando al entorno de protección, dificultando los avances en la defensa de sus derechos.

La protección en los movimientos migratorios mixtos en el Caribe es extremadamente compleja: asegurar las garantías de asilo en el marco de rescates marítimos sigue planteando un reto.

Información económicaEl cambio ocurrido en toda la organización en 2010, en el que se pasó de una metodología de planificación y elaboración de presupuestos basada en los recursos a una metodología comprensiva basada en las necesidades, explica el aumento significativo de las necesidades económicas de la región durante 2010 si lo comparamos con los años anteriores. Durante los últimos años, el presupuesto para las Américas ha aumentado de 93,4 millones de dólares (2010) a 102 millones de acuerdo con el presupuesto revisado. 

En 2014, las necesidades económicas de la región se fijaron en 110,4 millones de dólares. Este incremento se debe principalmente a las necesidades derivadas del establecimiento de operaciones en Haití y la República Dominicana durante 2010, a la búsqueda de soluciones en Colombia y al aumento generalizado en los costes en la región.

A pesar de ese aumento progresivo, las necesidades de muchas personas de interés para ACNUR en la región siguen sin verse satisfechas. Esto es especialmente visible entre quienes se desplazan en flujos migratorios mixtos a través de los Estados del Caribe, que necesitan el apoyo de ACNUR para desarrollar o fortalecer su capacidad de asilo y de puesta en marcha de soluciones.

Refugiados en Argentina

Información, prioridades y programas del ACNUR en Argentina. 

El ACNUR en América Central y México

El ACNUR tiene presencia en los países que conforman el Triángulo Norte de Centro América (Guatemala, Honduras y El Salvador) desde 2013.

Refugiados en Bolivia

Prioridades, actividades y programas del ACNUR en Bolivia.

Refugiados en Chile

Prioridades, actividades y programas del ACNUR en Chile.

Desplazados en Colombia

El ACNUR trabaja en Colombia para brindar protección y soluciones a la población desplazada en el país.

Refugiados en Costa Rica

Información sobre las actividades del ACNUR en Costa Rica.

Refugiados en Ecuador

El trabajo del ACNUR en Ecuador, el país con el mayor número de refugiados reconocidos en América Latina.

Refugiados en México

Prioridades, actividades y programas del ACNUR en México.

Refugiados en Paraguay

Información, prioridades y programas del ACNUR en Paraguay. 

Refugiados en Perú

Información sobre las actividades del ACNUR en Perú.

Refugiados en Uruguay

Información sobre las actividades del ACNUR en Uruguay.

Refugiados en Venezuela

Información sobre las actividades del ACNUR en Venezuela.

El trabajo del ACNUR con pueblos indígenas

Los pueblos indígenas son grupos particularmente vulnerables al desplazamiento forzado.

Título