ACNUR > ¿Dónde trabaja? > Europa

Europa

Perfil de las operaciones regionales 2013 - Europa

ASPECTOS DESTACADOS DE LAS OPERACIONES

• El ACNUR siguió centrándose en la mejora de los sistemas de asilo, incluyendo entre otros aspectos la calidad y coherencia de los procedimientos, las condiciones de acogida y el uso de la detención. Se intervino donde se plantearon preocupaciones sobre normas o condiciones inadecuadas, o el incumplimiento de obligaciones internacionales y regionales. El ACNUR pudo identificar las debilidades en los sistemas de asilo y estudió la manera de hacer frente a estos desafíos, por medio de la colaboración con los Estados y el fortalecimiento de una red de abogados especializados en refugiados, organizaciones civiles y profesionales.

• La participación del ACNUR en el área judicial influyó en la interpretación de la legislación europea en materia de asilo, que reflejó las normas internacionales con mayor precisión en algunos casos.

• Todos los países europeos respetaron el principio de no devolución y el derecho a la protección internacional de los refugiados sirios. Sin embargo, al aumentar la llegada de sirios con evidentes necesidades de protección destacó diferencias significativas entre países europeos con respecto al reconocimiento y al trato de solicitantes de asilo. Esto condujo a disparidades en los niveles de protección, aunque muchos países mantuvieron altos índices de reconocimiento para solicitantes sirios.

• Como parte de los esfuerzos para poner fin a la situación de refugiados prolongada en los Balcanes occidentales, el ACNUR siguió su participación activa en el proceso de Sarajevo y el Programa Regional de Vivienda. Con el apoyo de la comunidad internacional y los esfuerzos renovados de los gobiernos de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Montenegro y Serbia se organizó una conferencia de donantes que se comprometió a aportar 260 millones de euros para proveer de viviendas a 74.000 personas vulnerables desplazadas desde los conflictos de 1991 a 1995.

• En diciembre de 2011, a partir de la conmemoración de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961, Bulgaria, la República de Moldavia y Portugal se adhirieron a las dos convenciones sobre apatridia, mientras que Hungría retiró una de sus reservas a la Convención de 1951. Croacia, Serbia y Georgia se adhirieron a uno de los dos instrumentos, y el Parlamento de Ucrania promulgó leyes que consignan su adhesión a ambas convenciones.

Contexto de trabajo

El ACNUR siguió trabajando en 48 países de la región y mantuvo relaciones de trabajo activas con la Unión Europea y sus instituciones y organismos, el Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE, por sus siglas en inglés).

En 2012, según estadísticas provisionales de asilo, se presentaron más de 350.000 nuevas solicitudes de asilo en 38 países europeos, lo que representa un aumento de cerca del 10 por ciento respecto al año anterior. Esto se debió principalmente a un mayor número de solicitantes de asilo de la República Árabe Siria, que se triplicó desde 2011, y de la Federación de Rusia. Los 27 Estados miembros de la Unión Europea recibieron el 83 por ciento de estas solicitudes. Entre abril de 2011 y diciembre de 2012 se presentaron un total de 28.000 nuevas solicitudes de ciudadanos sirios en la Unión Europea; Alemania y Suecia recibieron el 62 por ciento de ellas durante 2012 (17.300 nuevas solicitudes). Afganistán y Somalia fueron los principales países de origen de los solicitantes de asilo en la Unión Europea y otros países europeos tras Siria y la Federación de Rusia. Varios Estados miembros de la Unión Europea siguen recibiendo gran cantidad de solicitudes de ciudadanos de varios países de Europa sudoriental, incluyendo Albania, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Serbia y Kosovo (Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de 1999) y la antigua República Yugoslava de Macedonia.

Las actividades del ACNUR en Europa continúan siendo muy diversas e incluyen la promoción del acceso al territorio y la mejora de los procedimientos, el desarrollo y mantenimiento de sistemas de asilo justos y eficientes, y la protección en el contexto de los movimientos migratorios mixtos. La organización se preparó y respondió a las emergencias y facilitó soluciones duraderas, como la integración local y el reasentamiento. El trabajo del ACNUR también se extendió a la protección y asistencia a los desplazados internos, la atención y prevención de la apatridia y la promoción de la tolerancia y la apertura hacia las personas de interés.

En algunos Estados europeos la difícil situación económica interna dio lugar a la introducción de políticas de asilo restrictivas, a menudo en respuesta a movimientos populistas. No obstante, Europa sigue siendo fundamental en la definición e implementación de la política y del derecho internacional de los refugiados, con instituciones estatales y regionales fuertes, socios de la sociedad civil, así como tribunales regionales que desempeñan un papel importante en la formulación de las normas europeas.

Logros e impacto

Desde marzo de 2011 más de 248.000 sirios han buscado protección y asistencia en Turquía. Se registró y se alojó a unos 180.000 sirios en 15 campamentos en siete provincias vecinas a Siria. El ACNUR lideró el esfuerzo humanitario interinstitucional y apoyó al gobierno turco para hacer frente a las necesidades de protección y asistencia. También dio asesoramiento técnico sobre el registro, el retorno voluntario, la gestión de los campamentos y el mantenimiento del carácter civil del asilo, además de la identificación de perfiles de los refugiados sirios en entornos urbanos.

El ACNUR siguió de cerca el desarrollo del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) en la Unión Europea y trabajó en estrecha colaboración con los Estados Miembros, incluso bajo las presidencias chipriota e irlandesa. La solidaridad y la responsabilidad compartida dentro de la Unión Europea siguen siendo críticas para el desarrollo futuro del SECA. El ACNUR brindó insumos en la negociación de las enmiendas propuestas a la legislación europea de asilo, previstas a adoptarse en 2013.

La resolución de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso de Hirsi y otros vs. Italia, de febrero de 2012, proporcionó una orientación importante en materia de acceso al territorio y a los procedimientos. La resolución aclaró la obligación de los Estados de permitir el acceso efectivo de los solicitantes de asilo a los procedimientos de asilo y a los recursos jurídicos, si es necesario, en el contexto de las actividades de control fronterizo extraterritorial.

En diciembre de 2012, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó su resolución en el caso de El Kott, Radi y Hazem vs. la Oficina de Inmigración y Nacionalidad con relación a la protección de los palestinos, un caso en el que el ACNUR intervino formalmente por segunda vez ante el tribunal. El ACNUR también participó con procesos judiciales, tribunales y juristas en otros casos relacionados con importantes cuestiones importantes de protección en las cortes europeas y nacionales.

El ACNUR prosiguió su diálogo con los Estados para promover alternativas a la detención y apoyó las negociaciones de la Unión Europea sobre enmiendas a la Directiva de Acogida mediante la promoción de la regulación y limitación de la detención de los solicitantes de asilo. El ACNUR trabajó en estrecha colaboración con Frontex, Agencia Europea para la gestión de la cooperación operativa en las fronteras exteriores, y contribuyó en numerosos cursos de capacitación y otras actividades

El ACNUR apoyó los esfuerzos de los gobiernos para el desarrollo de sistemas de asilo integrales y efectivos en Europa Oriental.

El ACNUR trabajó con la Oficina Europea de Apoyo al Asilo en la coordinación de la cooperación práctica en materia de asilo entre los Estados Miembros de la Unión Europea mediante su apoyo al desarrollo de un plan de trabajo para 2012 y más adelante. Como muchos solicitantes de asilo siguen entrando por Grecia y ejercen presión sobre el sistema de asilo, el ACNUR aumentó considerablemente su apoyo operacional para que el nuevo servicio de asilo griego, la autoridad de apelaciones y el servicio de primera acogida entraran en pleno funcionamiento. La organización también ayudó a reducir la gran acumulación de apelaciones. Los esfuerzos del ACNUR contribuyeron a la implementación del Plan de Acción de Grecia sobre la gestión de la migración y la reforma del asilo.

Como parte de los esfuerzos destinados a encontrar soluciones duraderas para las personas de interés, un Programa Regional de Vivienda en Europa sudoriental procuró abordar las cuestiones pendientes en materia de desplazamiento del conflicto de 1991-1995. Para hacer frente a las necesidades de vivienda más urgentes de 74.000 desplazados vulnerables, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Montenegro y Serbia crearon un amplio Programa Regional de Vivienda con base en el histórico compromiso político expresado en la Declaración Ministerial de Belgrado a finales de 2011. El ACNUR trabajó con los cuatro gobiernos, la Unión Europea, la OSCE, el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa y la comunidad de donantes a fin de movilizar el apoyo al programa presentado en la Conferencia de Donantes de Sarajevo y garantizar que los proyectos sostenibles lleguen a los más vulnerables de aquellos que aún necesitan de soluciones duraderas.

La identificación de las personas apátridas en Europa mejoró en la República de Moldavia y Georgia que se sumaron a España, Hungría, Francia, Italia y Letonia en el establecimiento de procedimientos de determinación de la apatridia. Bélgica se comprometió a hacer lo mismo y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se encuentran en el proceso de adopción de una legislación a tal efecto. La Federación de Rusia aprobó una enmienda en este sentido, a raíz de su compromiso de reformar su ley de nacionalidad en beneficio de los apátridas que fueron ciudadanos de la URSS. En el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, los Países Bajos y Bélgica se realizaron estudios integrales de mapeo de las poblaciones apátridas. Se pusieron en marcha procesos de mapeo similares en los países nórdicos y los bálticos. En Armenia, Bielorrusia, Italia y Azerbaiyán se realizaron investigaciones sobre la apatridia.

En Europa sudoriental, el ACNUR dio seguimiento a las conclusiones de la Conferencia Regional sobre Apatridia que tuvo lugar en Zagreb a finales de 2011. Se modificó en muchos países la legislación nacional sobre documentación y registro, incluyendo el registro de nacimientos, a raíz de la conferencia “La solución de los problemas de las personas sin documentos y el acceso a los derechos”, celebrada en Skopie en abril de 2012 en el marco del Decenio de la Inclusión de los Romaníes (2005-2015). Se desarrollaron estrategias nacionales de integración de los romaníes con base en el Marco de la Unión Europea sobre esa materia, hasta 2020.

El ACNUR promovió soluciones duraderas para los desplazados internos en el este y sudeste de Europa por medio de intervenciones orientadas a la protección. En Kosovo (S/RES/1244 de 1999) se creó un grupo de trabajo sobre soluciones duraderas con participación de las contrapartes gubernamentales pertinentes, organizaciones de la ONU, la Unión Europea, donantes bilaterales y organizaciones no gubernamentales con el objetivo de cerrar el capítulo de desplazamiento para los desplazados dentro y fuera del país. En Georgia, el ACNUR siguió trabajando con el PNUD en la región de Gori en intervenciones a largo plazo para dar acceso a los desplazados internos a oportunidades de vivienda y de medios de vida sostenibles.

En 2012, los Estados europeos recibieron a más de 5.600 refugiados reasentados y el ACNUR siguió apoyando el trabajo hacia la implementación del Programa Conjunto de Reasentamiento de la Unión Europea. El proyecto sobre acogida e integración de los refugiados reasentados financiado por la Unión Europea, concluyó con el establecimiento de una red europea de reasentamiento y una plataforma basada en la web. Por otra parte, Alemania anunció la creación de un programa para reasentar a 900 personas durante un período de tres años. Por primera vez, a finales de 2012 varios Estados de Europa Central recibieron a refugiados reasentados. A pesar de estos logros, el ACNUR sigue buscando mayores avances en el área de reasentamiento en Europa.

La reunificación familiar de los refugiados y otros beneficiarios de protección internacional siguió siendo un área de prioridad para la Oficina. El ACNUR brindó insumos al Libro Verde de la Comisión Europea sobre el derecho a la reunificación familiar de los nacionales de terceros países que viven en Europa.

Limitaciones

El acceso al territorio y a los procedimientos nacionales siguió siendo un reto para las personas que buscan protección internacional en Europa, sobre todo en el contexto de la migración mixta. Los movimientos migratorios mixtos en el sudeste de Europa y Europa Oriental fueron un creciente desafío a los esfuerzos de los Estados por defender sistemas de asilo sólidos y normas de protección. El uso de la detención sistemática, y en ocasiones prolongada, de los solicitantes de asilo, incluidas las familias, los menores no acompañados y otras personas vulnerables, fue una preocupación en varios Estados. Muchos países europeos enfrentaron temores sobre la estabilidad social vinculados a los cambios demográficos, en particular a la luz de la volátil situación económica actual. En ciertos contextos, esto alimentó el extremismo, la violencia racista y los crímenes de odio, que también afectaron a los refugiados, solicitantes de asilo, personas apátridas y otros. Como resultado, en ocasiones se hizo difícil la integración local de las personas de interés.

En Europa Oriental sigue siendo un problema el desplazamiento interno a gran escala, con más de un millón de personas aún desplazadas en la región del Cáucaso.

Información financiera

El presupuesto inicial aprobado para Europa por el Comité Ejecutivo en 2012 ascendió a 181.5 millones de dólares estadounidenses. El presupuesto revisado al final del año se incrementó a 233.9 millones de dólares estadounidenses.

Con la excepción de Turquía, se mantuvieron estables las tendencias generales y los presupuestos para la región europea, con especial atención en las actividades relacionadas con la protección a través de la promoción y el fortalecimiento institucional. Los principales desafíos que se plantearon en 2012 fueron las operaciones en Turquía (en relación con la situación de Siria) y Grecia (actividades relacionadas con la reforma de asilo), los esfuerzos por atender las necesidades relacionadas con la migración mixta y las cuestiones de asilo, sobre todo en Europa occidental, y el logro de soluciones integrales para las situaciones de desplazados internos prolongadas en los Balcanes.

El Asilo en la Unión Europea

La aplicación completa e inclusiva de la Convención sobre los refugiados de 1951 es un aspecto fundamental del Sistema Europeo Común de Asilo.

www.acnur.es

Sitio web de la Oficina de la Representación del ACNUR en Madrid.

ACNUR en España

España se adhirió a la Convención de Ginebra de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados el 22 de julio del año 1978.

Asociación España con ACNUR

La Asociación España con ACNUR (Comité Español del ACNUR) es una organización no gubernamental española que apoya el trabajo de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Título