Fridtjof Nansen

Fridtjof Nansen, Nueva York, 1929. © ACNUR

Nacido en 1861, Fridtjof Nansen fue un científico, un diplomático, un hombre de estado y un humanista dotado de una profunda compasión hacia los seres humanos. Sin perder nunca sus ganas de aprender, Fridtjof Nansen se convirtió en un pionero en el campo de las ciencias aplicadas, abarcando desde la zoología, la biología marina, la oceanografía y la geología, hasta la antropología y la sociología. No había cumplido aún los treinta años cuando adquirió el reconocimiento internacional al atravesar Groenlandia esquiando en 1889.

Pero es sobretodo por su trabajo pionero a favor de los refugiados por el que se le recuerda con mayor cariño. Al término de la Primera Guerra Mundial, en 1920, la Sociedad de las Naciones le pidió a Fridtjof Nansen que organizase la repatriación de unos 450.000 prisioneros de guerra. Tarea que logró con éxito gracias al apoyo de los gobiernos y de las agencias de voluntarios.

Reconocido como un líder carismático, fue nombrado Alto Comisionado para los Refugiados en 1921 – un puesto creado específicamente por la Sociedad de las Naciones. Inmediatamente se consagró a la inmensa tarea de ayudar a cientos de miles de refugiados a sobrevivir, a obtener un estatuto jurídico y a lograr la independencia económica. Para aquellos refugiados apátridas bajo su amparo, Nansen creó el “pasaporte Nansen”, que ha sido ratificado por 52 países.

El Comité Internacional de la Cruz Roja y varios gobiernos le encargaron  organizar un programa de asistencia para los millones de víctimas de la hambruna que golpeó a Rusia en 1921 y 1922. Fridtjof Nansen ganó el Premio Nobel de la Paz en 1922. Asimismo participó en las negociaciones que llevaron a la firma del Tratado de Lausanne entre los gobiernos griego y turco en 1923, y posteriormente trató de encontrar una solución a la crisis armenia. Fridtjof Nansen murió en 1930.

Para promover un mayor interés por la causa de los refugiados  y para mantener vivo el espíritu de Fridtjof Nansen, el primer Alto Comisionado para los Refugiados, G.H. van Heuven Goedhart, instituyó en 1954 el Premio Nansen para los Refugiados.

Esta distinción se otorga anualmente a una persona u organización en reconocimiento por los servicios excepcionales rendidos a la causa de los refugiados. El objetivo del Premio Nansen es atraer la atención sobre los problemas de los refugiados y fomentar la ayuda y cooperación internacional.

El premio en metálico otorgado con el premio es donado por los gobiernos de Noruega y Suiza para dar apoyo a un proyecto a favor de los refugiados escogido por el laureado.

Premio Nansen

El Premio Nansen para los Refugiados se otorga anualmente a personas u organizaciones que se han destacado por su labor a favor de los refugiados y desplazados en el mundo.

Título