Donación en línea

Pueblos indígenas de Colombia

Niños en choza, río Truandó, noroeste de Colombia

Muchos territorios indígenas están localizados en zonas remotas, lo cual los hace más vulnerables a los grupos armados irregulares. ©ACNUR/M.H.Verney

Madre e hijo Embera, Chocó, noroeste de Colombia

La población Embera del norte de Colombia presenta altos índices de desplazamiento forzado que amenaza su unidad social y familiar. ©ACNUR/M.H.Verney

Embera en albergue en Bogotá

En la ciudad, el choque cultural es enorme. El ACNUR sostiene un albergue de emergencia en un suburbio de la capital para aquellos que no tienen donde quedarse. ©ACNUR/M.H.Verney

Desplazados Awá en Inda Sabaleta, Departamento de Nariño, sur de Colombia

En el sur, cerca de la frontera con Ecuador, se producen enfrentamientos con frecuencia, y la población local Awá ha soportado continuos desplazamientos forzados durante los últimos tres años. ©ACNUR/M.H.Verney

Mujer Quechua en Lago Agrio, Ecuador

Esta mujer indígena Quechua atravesó la frontera para refugiarse en Ecuador donde el ACNUR la documentó y le otorgó un kit para construir una pequeña casa. ©ACNUR/M.H.Verney

Lancha del ACNUR sobre el río Truando, Chocó, noroeste de Colombia

La única forma de llegar a comunidades remotas es en piragua o a pie, un reto logístico fundamental para el ACNUR en su estrategia de “protección por medio de la presencia” en las zonas de conflicto en Colombia. ©ACNUR/M.H.Verney

Entrega de comida sobre el río Guaviare, Colombia

Una misión conjunta del ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos entregó comida a comunidades indígenas confinadas a lo largo del río Guaviare en abril de 2008. ©ACNUR/M.H.Verney

Niños Sicuani en Meta, Colombia

El ACNUR contribuye a la reconstrucción del pueblo Sicuani después de ser destruido por el fuego, y ayuda a la comunidad a organizarse para negociar con una compañía petrolera local. ©ACNUR/A.L.Ducuara

Campaña de documentación para el pueblo Barí, este de Colombia

Campañas de documentación móviles alrededor de Colombia entregan documentos de identidad a comunidades apartadas como los Baríes, cerca de la frontera con Venezuela. ©ACNUR/R.Cuijpers

Retorno Wounaan, Union Wounaan, Chocó, noroeste de Colombia

Las escuelas, donde los niños pueden aprender acerca de su propia cultura y tradiciones, juegan un papel fundamental en la reconstrucción de comunidades como la Wounaan cuando ellos vuelven a sus hogares después de ser forzados a desplazarse. ©ACNUR/J.Egas

Refugios Wounaan en Panamá, Tapón del Darién

No todos los Wounaan regresan a casa. Algunos han encontrado refugio en Panamá, donde el ACNUR organiza entrenamientos vocacionales basados en sus habilidades tradicionales y les brinda un sistema de acueducto a sus comunidades. ©ACNUR/M.H.Verney

Nukak Maku en el Guaviare, Colombia

Los Nukak Maku son uno de los 18 grupos indígenas colombianos que están en riesgo de desaparecer según la Organización nacional indígena. El conflicto armado ha desplazado a la mitad de sus 500 miembros afuera de la selva del Guaviare, colocando en peligro la sobrevivencia de sus antiguas tradiciones nómadas. ©ACNUR/M.H.Verney

Pueblos indígenas de Colombia

Obligados a escapar de la violencia que afecta sus territorios, los pueblos indígenas de Colombia luchan para mantener sus comunidades vivas.

En este país vive un millón de indígenas, sólo un poco más del 2% de la población nacional. Ellos pertenecen a más 80 pueblos distintos,  una de las herencias indígenas más diversas del planeta. Pero el conflicto interno está cobrando las vidas de muchos de ellos.

Como muchos colombianos, frecuentemente los pueblos indígenas no tienen más opciones que abandonar sus tierras para escapar de la violencia. El desplazamiento forzado es especialmente trágico para ellos pues tienen vínculos muy profundos con su territorio ancestral. En la mayoría de los casos su economía, su supervivencia cultural y social depende de mantener este vínculo con vida.  

De acuerdo con la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) 18 de los grupos más pequeños están en riesgo de desaparecer. El ACNUR está trabajando con las comunidades indígenas a lo largo del país para apoyarlos en su lucha por permanecer en sus territorios o por reconstruir sus vidas con dignidad cuando se ven obligados a escapar.
 
Nuestra intervención cubre las fases de prevención, emergencia y soluciones duraderas. Abarca desde la “protección por presencia” en zonas de alto riesgo hasta la documentación de campañas así como la educación y proyectos de salud. En todos los casos, nos enfocamos en las características únicas de cada comunidad y coordinamos con nuestras contrapartes.

El ACNUR también asiste a refugiados indígenas en países vecinos como Panamá, Ecuador, Venezuela y Brasil. Estamos desarrollando una estrategia regional para responder más adecuadamente a las necesidades específicas de los pueblos indígenas durante el exilio.

Sitio actualmente desarrollado por Fundación Galileo Ver créditos.