Inicia mapeo de la población refugiada en República Dominicana

viernes 03. febrero 2012 12:00 Antiguedad: 3 yrs

© ACNUR
Entrevistadores utilizan teléfonos inteligentes para capturar y digitalizar los datos directamente en los dispositivos móviles.

SANTO DOMINGO, República Dominicana, 2 de febrero (ACNUR) - El ACNUR y la Pastoral Haitiana han dado inicio a un mapeo a nivel nacional de los refugiados y solicitantes de asilo que viven en la República Dominicana, el cual brindará una idea más precisa del número de refugiados en el país y recogerá información básica de esta población, como su edad, sexo, nacionalidad, lugar de residencia actual y composición familiar. Esta es la primera vez que se lleva a cabo una actividad de esta naturaleza en el país, la cual es financiada con fondos de la Embajada de los Estados Unidos de América en Santo Domingo.

Las estimaciones previas al mapeo indican que había 595 refugiados y 1.785 solicitantes de asilo al final del año 2011.  Aunque la población consta en su mayoría de personas de nacionalidad haitiana, estas cifras también incluyen a personas provenientes de Cuba, Siria, Iraq, Irán y Sri Lanka. La gran mayoría vive en áreas urbanas en los alrededores de Santo Domingo de Guzmán, la ciudad capital.

Además del número y los perfiles de los refugiados y solicitantes de asilo, el mapeo dará un panorama general sobre la situación de documentación de esta población. La mayoría de los refugiados fueron reconocidos en la década de 1990, pero nunca fueron capaces de obtener la residencia legal en el país. En algunos casos, los solicitantes de asilo llevan esperando más de 10 años a que el Estado dominicano tome una decisión sobre su caso. Mientras tanto, portan una constancia que deben renovar cada 3 meses y que no les autoriza a trabajar.

Los líderes refugiados y solicitantes de asilo han recibido de manera positiva el mapeo, con la esperanza que el mismo contribuirá a mejorar su situación. "No resolverá todos los problemas que mi familia y yo tenemos, pero nos sentimos tomados en cuenta", expresó Jean Baptiste, un líder comunitario que está apoyando en contactar a otros miembros de la población. "Esto es en sí importante para nosotros", señaló.

"En efecto, el mapeo puede ser una herramienta muy útil para el ACNUR y para el Gobierno Dominicano", explicó Gonzalo Vargas Llosa, Jefe de Misión del ACNUR en Santo Domingo. "Al identificar dónde se encuentran las personas hoy en día y reestablecer contacto con ellos, este ejercicio puede contribuir de manera significativa en nuestros esfuerzos conjuntos por reactivar el sistema de asilo, para los solicitantes que llevan años aguardando una decisión, y para obtener una solución para los refugiados de larga data que permanecen en el país", expresó Vargas Llosa.

En agosto de 2011, la Comisión Nacional de Refugiados (CONARE) de República Dominicana solicitó el apoyo del ACNUR para localizar los solicitantes de asilo presentes en el país y preparar una evaluación inicial de sus casos. El Gobierno dominicano también se comprometió recientemente a reforzar los trabajos de la CONARE y a mejorar y agilizar los procedimientos para la determinación de la condición de refugiado para los casos pendientes y futuros, en el marco de la Reunión Ministerial sostenida en Ginebra en diciembre pasado. El ACNUR ha reiterado su pleno apoyo a las autoridades dominicanas en estos esfuerzos, en vista que la CONARE no se reúne desde el año 2005 y su reactivación es clave para que las personas puedan disfrutar de sus derechos y obligaciones contenidas en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

Por otro lado, el mapeo en República Dominicana es la primera vez a nivel global que el ACNUR utiliza tecnología móvil de recolección de datos para el registro individual de refugiados y solicitantes de asilo. En lugar de formularios de papel tradicionales, los entrevistadores utilizan teléfonos inteligentes para capturar y digitalizar los datos directamente en los dispositivos móviles, ahorrando tiempo y recursos valiosos. El teléfono permite también incluir, junto con la fotografía de la persona entrevistada, datos sobre la ubicación geográfica haciendo uso del Sistema de Posicionamiento Global, conocido como GPS.

Un equipo de campo de 10 personas, con el apoyo y la capacitación del personal del ACNUR, continuará visitando las comunidades seleccionadas para este ejercicio de mapeo, el cual se espera que continúe hasta marzo de este año. Como preparación al mapeo, se lanzó una campaña de información y un proceso de consulta con líderes de la comunidad para aumentar la conciencia entre los refugiados y solicitantes de asilo sobre la importancia de participar en esta actividad.

Por Federico Martínez en Santo Domingo, República Dominicana

ACNUR


Comentarios



Búsqueda de noticias

Título