ACNUR solicita más apoyo y terreno para ubicar a los refugiados sirios en Irak

martes 02. abril 2013 12:00 Antiguedad: 2 yrs

© ACNUR/ B.Sokol
Niños refugiados sirios juegan entre las tienda de campaña en el campamento de Domiz, en Irak.

GINEBRA, Suiza, 2 de abril de 2013 (ACNUR) - Ahora que la crisis en Siria comienza su tercer año y que un gran número de refugiados continúa cruzando las fronteras hacia los países vecinos, la presión por darles cobijo es cada vez mayor.

ACNUR está especialmente preocupado por la situación actual en la región del Kurdistán iraquí, donde los refugiados van llegando a un ritmo de entre 800 y 900 personas al día, duplicando la media de hace tan solo tres meses. La necesidad de habilitar terrenos para nuevos campamentos, y así descongestionar los ya existentes, es de vital importancia.

La situación es especialmente preocupante en el campamento de Domiz, en la gobernación de Dohuk, al noroeste de Irak. El campo de Domiz, que acoge en este momento a unos 35.000 refugiados sirios, hace frente a una grave situación de superpoblación. Miles de familias comparten sus tiendas de campaña con otros refugiados recién llegados, dado que hay unas 3.500 familias que no disponen de su propio refugio.Esta masificación a su vez está teniendo un impacto en los aspectos de saneamiento, que ya se sitúa por debajo de los estándares humanitarios. El hacinamiento y el aumento de las temperaturas hacen que se incremente la vulnerabilidad ante posibles brotes de enfermedades, así como las tensiones entre los residentes del campamento. El número de niños menores de 5 años que padecen diarrea en el campo se ha duplicado en las últimas semanas: desde febrero, un promedio semanal de nueve de cada cien niños sufre diarrea. Además, se han detectado 62 casos de hepatitis A desde comienzos de año. ACNUR, UNICEF y la OMS están llevando a cabo una evaluación conjunta para revertir esta tendencia al alza.

ACNUR ha estado trabajando con el gobierno de Irak y con las autoridades del Kurdistán desde el pasado mes de octubre con el fin de garantizar la asignación de nuevos terrenos. La hospitalidad y el apoyo hacia los refugiados sirios demostrados por el gobierno y el pueblo de Irak han sido extraordinarios. ACNUR se siente alentado por la reciente decisión de las gobernaciones de Erbil y Suleymania de asignar más espacio para los campamentos. Con todo, estos nuevos terrenos tan sólo podrán dar cobijo a 25.000 personas, una tercera parte de las personas que necesitan un refugio.

A fecha 28 de marzo, 121.320 refugiados sirios han sido registrados en Irak. Más del 90 por ciento de éstos han sido acogidos en la región del Kurdistán de Irak. La mayor parte de los recién llegados son familias de la ciudad de Qamishli, aunque también han llegado personas de Hassakeh, Alepo y Damasco. Si bien se han creado campos de refugiados en Al Qa’im y Dohuk, más del 60 por ciento de los refugiados registrados en la región del Kurdistán están siendo alojados por comunidades locales iraquíes o viven en casas o apartamentos sin terminar.

ACNUR tiene una presencia permanente tanto en Domiz como en Al Qa’im. En colaboración con sus socios y con el gobierno, la Agencia de la ONU para los Refugiados está respondiendo a las necesidades de los refugiados urbanos y de aquellos que viven en los campamentos, mediante un apoyo a los mecanismos de recepción y registro, a la distribución de materiales de alojamiento de emergencia y de artículos de primera necesidad como mantas, colchones y utensilios de cocina, así como de ayuda en el acceso a los servicios de educación, sanidad y otras actividades. Durante el año 2012 se distribuyeron cerca de 5.000 paquetes de ayuda humanitaria a unos 7.500 refugiados sirios en los campamentos de refugiados de Domiz y Al Qa’im. Además, durante el pasado invierno, ACNUR, las agencias colaboradoras y el gobierno distribuyeron cerca de 25.000 mantas térmicas, así como calefactores, queroseno y edredones como parte de la ayuda especial para afrontar el invierno.

En otras zonas de la región, continúan llegando refugiados que huyen de Siria. A fecha de 28 de marzo, 1.217.782 sirios habían sido registrados o se encontraban a la espera de inscripción en la región. El registro es una herramienta esencial para identificar, proteger y asistir a los refugiados. ACNUR ha introducido medidas extraordinarias para aumentar la capacidad de registro, incluyendo la creación de nuevos centros de registro, un sistema de turnos dobles y procedimientos de emergencia, que han permitido reducir significativamente el periodo de espera.

ACNUR


Comentarios



Búsqueda de noticias

Título