Blog de los refugiados y los desplazados

02.09.2013
18:33

La risa no tiene fronteras

© ACNUR/ M.Valdivieso

Son cerca de las 10 de la mañana y el patio de HIAS, organización socia de ACNUR, ha sido adecuado con sillas plásticas, para comodidad del público, para presenciar un espectáculo fuera de lo común. Un grupo de 4 personas, 2 hombres y dos mujeres, se maquillan, se disfrazan con pelucas y vestuarios extravagantes, pero lo más importante, se ponen su nariz roja. Son parte de una organización  que se llama Payasos Sin Fronteras.

Están dispuestos a realizar un espectáculo de una hora de duración, parece poco tiempo, pero es suficiente para sacar de la realidad a las personas que han venido para verlos o que por coincidencia se encontraban en el lugar.

Alrededor de 60 personas refugiadas, entre hombres, mujeres, niños y niñas de todas las edades, esperan con ansias que comience el entretenimiento. Mientras tanto, yo me encontraba en una oficina donde se preparaban los payasos: son personas comunes y corrientes, la diferencia es que ellos llevan el humor en su sangre y transmiten sonrisas al resto, a los que más necesitan de esta distracción.

Comienza a sonar una canción de circo y ellos hacen su entrada, los aplausos y los saludos comienzan, las risas y la expectativa por comenzar a divertirse se sienten en el ambiente. Los números de la presentación pasan rápidamente y de repente ya ha pasado más de la mitad del espectáculo.

Fue tal el entretenimiento que una niña se subía constantemente a la grada, que era el escenario, para participar y jugar con los payasos. Algunos payasos se sentaban entre la gente, mientras los otros hacían sus actos, los niños y niñas aprovechaban para jalar su nariz o señalar a sus zapatos extremadamente grandes y coloridos, como es normal para los payasos.

Llegando al final del espectáculo, los payasos se prestaban para terminar pero la gente aun quería mucho más, aplaudía, reía y algunos hasta se tapaban la cara de las carcajadas que les provocaba el espectáculo.

Debo admitir que, antes de la presentación cuando la sala estaba llena de gente, se sentía en el aire la angustia, la espera por hacer un trámite o simplemente por conseguir ayuda en este país desconocido para ellos. Pero después del espectáculo, se sentía alegría, felicidad y risa. Al punto que la gente se abrazaba y se despedía entre ellos y con las personas que trabajan en HIAS, incluso de mi se despidieron con beso y abrazos.

Era evidente que todas estas personas habían podido alejarse por 60 minutos de la realidad en la que viven, para adentrarse en un mundo con narices rojas, donde lo único que importa es la risa, la felicidad y la diversión.

Los payasos vuelven a la oficina donde se arreglaron, pero esta vez, se visten de personas comunes y corrientes, que en sus maletas llevan sus herramientas para traer felicidad al mundo: sus narices, disfraces y zapatos de tallas gigantes. Empacan todo y se disponen a trasladarse al otro lado de la ciudad para realizar otro show, donde seguramente lograrán el mismo efecto en el público.

Este espectáculo se dio debido a que ACNUR coordinó con esta misión de Payasos Sin Fronteras, para que lleven su buena labor a Lago Agrio y a Quito, después de haber venido de la frontera sur de Colombia, donde también realizaron espectáculos.

Por: Michael Valdivieso, Pasante en Unidad de Información Pública - ACNUR Ecuador.

  •  
  • 1 Comentario(s)
  •  
Luis valdivieso
05.03.2014
20:57
Mr

I really enjoyed the article I think it was well written and gave the reader an idea of how good of a job these clowns are doing thanks to them they make a little boy or girls happier day, to make the day of sorrow just a little bit brighter. Luis

Su comentario

Notificarme cuando alguien más agrega un comentario a este post

<< Regresar al inicio del Blog

Suscríbase a nuestra red:

Síganos en Twitter Encuéntrenos en Youtube
« Setiembre 2013»
D L K M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Últimos comentarios

:(
22.10.2015 01:55
Enorabuena
22.10.2015 01:53
¡Enhorabuena!
22.10.2015 01:52
Increible!
22.10.2015 01:50

Archivo

  • [-]2015(12)
    • [-]Noviembre(1)
    • [-]Octubre(3)
    • [-]Setiembre(1)
    • [-]Julio(1)
    • [-]Mayo(1)
    • [-]Abril(1)
    • [-]Marzo(4)
  • [-]2014(14)
    • [-]Diciembre(3)
    • [-]Noviembre(1)
    • [-]Octubre(1)
    • [-]Setiembre(1)
    • [-]Agosto(3)
    • [-]Julio(3)
    • [-]Junio(1)
    • [-]Marzo(1)
  • [-]2013(14)
    • [-]Octubre(2)
    • [-]Setiembre(2)
    • [-]Agosto(2)
    • [-]Julio(1)
    • [-]Junio(2)
    • [-]Mayo(1)
    • [-]Abril(1)
    • [-]Marzo(1)
    • [-]Febrero(1)
    • [-]Enero(1)
  • [-]2012(11)
    • [-]Diciembre(1)
    • [-]Noviembre(1)
    • [-]Octubre(1)
    • [-]Agosto(1)
    • [-]Julio(2)
    • [-]Abril(1)
    • [-]Marzo(1)
    • [-]Febrero(2)
    • [-]Enero(1)
  • [-]2011(21)
    • [-]Diciembre(3)
    • [-]Noviembre(1)
    • [-]Octubre(2)
    • [-]Setiembre(1)
    • [-]Agosto(2)
    • [-]Julio(1)
    • [-]Junio(1)
    • [-]Mayo(1)
    • [-]Abril(3)
    • [-]Marzo(2)
    • [-]Febrero(2)
    • [-]Enero(2)
  • [-]2010(9)
    • [-]Diciembre(1)
    • [-]Noviembre(1)
    • [-]Octubre(1)
    • [-]Setiembre(3)
    • [-]Agosto(1)
    • [-]Junio(2)

Los más vistos

Día Mundial del Refugiado 2010
16754 times viewed
15.06.2010 15:51
Los jóvenes de Soacha HABLAN
9753 times viewed
28.06.2010 10:40
Cartas de Mujeres
9286 times viewed
24.11.2011 14:00
El voluntariado como acción
8877 times viewed
02.07.2012 10:47