CIDH condena asesinato de líder afrodescendiente en Colombia


Fecha: martes 25. agosto 2015
Fuente: Comisión Interamericana de Derechos Humanos.  |
País: Colombia
Tema(s): Defensores de los derechos humanosAfrodescendientesTipo de Documento: Comunicado de prensa

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el asesinato de Gilmer Genaro García Ramírez, un líder de la comunidad afrodescendiente y representante legal del Consejo del Alto Mira y Frontera. La Comisión expresa su preocupación sobre este incidente y urge a las autoridades colombianas a actuar de manera urgente para identificar, procesar y castigar a los responsables materiales e intelectuales. Asimismo, la Comisión reitera su llamado a las autoridades colombianas para actuar de manera urgente para identificar las razones de este asesinato, así como de otros asesinatos y ataques contra defensores de derechos humanos, y adoptar las medidas necesarias para proteger su vida e integridad física, así como para garantizar la seguridad que necesitan para poder trabajar.

De acuerdo a la información recibida por la CIDH, el 3 de Agosto de 2015, Gilmer Genaro García Ramírez resultó muerto por arma de fuego, presuntamente por un grupo de personas armadas que lo detuvieron cuando él viajaba en un automóvil por un camino rural de la Municipalidad de Tumaco, Departamento de Nariño, cerca de la frontera con Ecuador, en la costa del Pacífico. Gilmer Genaro García era el líder del Consejo Comunitario del Alto Mira y Frontera, el cual desde 2012 busca obtener títulos colectivos de sus tierras y hacer realidad los derechos territoriales de la comunidad a través del proceso de restitución de tierras. También era un miembro de la Red de Consejos Comunitarios del Pacífico Sur (RECOMPAS). Con respecto a los grupos armados que operan en esa región, Gilmer Genaro García Ramírez sostenía que la posición de los afro-colombianos es autónoma y neutral.

Según se informó, Gilmer Genaro García Ramírez había recibido reiteradas amenazas en los últimos cinco años para que desistiera de su participación activa y su rol como líder comunitario afrodescendiente. De acuerdo a información de público conocimiento, él era beneficiario de medidas de protección del Gobierno de Colombia. La Comisión observa con profunda preocupación que ha recibido informes indicando que otros tres miembros del Consejo Comunitario han sido asesinados desde 1998, y que la hermana de Gilmer Genaro García Ramírez fue asesinada en 2012 por parte de personas armadas que preguntaron por él. En este sentido, la Comisión también nota que la Corte Constitucional de Colombia había ordenado la protección de esta comunidad a través de los Autos 005 de 2009 y 73 de 2014. 

A través del comunicado de prensa No. 70/15, emitido el 12 de junio de 2015, la Comisión condenó el asesinato de por lo menos 24 defensores de derechos humanos en Colombia a lo largo de 2015. A la luz de la continuidad de los ataques contra varios defensores de derechos humanos afrocolombianos que trabajan en la región del Pacífico Colombiano, la Comisión expresa su alarma sobre los actos violencia contra líderes afrodescendientes, particularmente en su búsqueda de defender los derechos a sus tierras ancestrales y comunitarias. La CIDH urge al Estado colombiano a investigar si estos hechos constituirían un patrón de violencia contra líderes afrodescendientes.

“Las personas afrodescendientes en Colombia continúan siendo víctimas de desplazamiento forzado interno en forma desproporcionada, como resultado del conflicto armado en sus territorios ancestrales y de sus actividades y proyectos de desarrollo relativos a industrias extractivas”, dijo la Comisionada Rose-Marie Belle Antoine, Presidenta de la CIDH y Relatora sobre los Derechos de las Personas Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial. “Sin embargo, las personas afrocolombianas han sido excluidas históricamente de las decisiones y los procesos sobre cómo reparar y remediar las violaciones a los derechos humanos que emergen del desplazamiento y del conflicto. Al tiempo que apoyo el actual proceso de paz para poner fin al conflicto armado, creo que es esencial que los puntos de vista y las necesidades de las personas afrocolombianas sean tenidos en cuenta en las negociaciones que tienen lugar en La Habana”.

Como ha señalado la Comisión anteriormente, los actos de violencia y otros ataques contra las defensoras y los defensores de derechos humanos no sólo afectan las garantías propias de todo ser humano, sino que atentan contra el papel fundamental que juegan en la sociedad y sume en la indefensión a todas aquellas personas para quienes trabajan. La Comisión recuerda asimismo que la labor de defensores y defensoras es esencial para la construcción de una sociedad democrática sólida y duradera, y tienen un papel protagónico en el proceso para el logro pleno del Estado de Derecho y el fortalecimiento de la democracia.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.



No hay archivos asociados
Enlace al documento original:

www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2015/094.asp

Título