Países sudamericanos lanzan consultas sobre protección internacional para celebrar Cartagena +30

jueves 22. noviembre 2012 12:00 Antiguedad: 2 yrs

© ACNUR/ K.Fusaro
En una iniciativa promovida por el Gobierno de Brasil, representantes del ACNUR y de los CONARES de siete países sudamericanos han iniciado consultas para preparar la celebración del trigésimo aniversario de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados, que tendrá lugar en 2014.

FORTALEZA, Brasil, 22 de noviembre de 2012 (ACNUR) – Siete países de Sudamérica iniciaron ayer en Fortaleza consultas formales para preparar la celebración del trigésimo aniversario de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados, que tendrá lugar en 2014. La declaración se considera un hito en la protección de refugiados y otros desplazados forzoso en América Latina y el Caribe, una población que se estima aproximadamente en 4,5 millones de personas.

Las consultas se celebraron bajo el liderazgo del Comité Nacional para Refugiados (CONARE) de Brasil, con la participación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y de comités de refugiados de otros seis países miembros y asociados al MERCOSUR.

El encuentro de los CONARES sudamericanos, el primero de este tipo, tuvo lugar con ocasión de la XXXV Reunión de Ministros de Justicia del Mercosur y Estados Asociados sobre el Acceso a la Justicia, promovida por el gobierno brasileño. Además de Brasil, también participaron en la reunión de los CONARES representantes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

La Declaración de Cartagena fue adoptada en 1984 por diversos países de América Latina y del Caribe para dar respuesta a las necesidades de protección internacional de refugiados y solicitantes de asilo en la región en aquel momento.

Durante las consultas que tuvieron lugar en Fortaleza, los países presentaron estadísticas nacionales sobre asilo y compartieron información sobre el trabajo de sus comités de elegibilidad. También debatieron cuestiones actuales en materia de protección internacional en la región, tales como la mejora de los procesos de reconocimiento de asilo, la relación entre asilo y migración, alternativas de regularización migratoria en la región y desplazamientos forzosos causados por nuevas formas de violencia.

Los países participantes estuvieron de acuerdo en celebrar en 2014 el trigésimo aniversario de la Declaración de Cartagena con la adopción de un plan de acción que haga frente a los desafíos de la protección internacional en la región para la próxima década.

Para Paulo Abrão, presidente del CONARE brasileño, “la reunión de representantes de los CONARES del Mercosur amplió la perspectiva regional de abordaje de la cuestión del refugio en el camino de Cartagena +30”. Según él, la política de asilo forma parte de la agenda prioritaria de los países de la región, con base en la promoción de la integración local y de los derechos humanos. “No queremos que nuestras fronteras constituyan un obstáculo para la protección de hombres y mujeres en nuestro continente”, dijo Paulo Abrão.

Invitado a participar en las consultas de Fortaleza, Davide Torzilli, asesor legal de la Oficina de ACNUR para América, resaltó los diversos avances conseguidos en América Latina y en el Caribe desde la adopción de la Declaración de Cartagena, tales como la inclusión del derecho de asilo en la legislación de varios países, la creación de comités nacionales de refugiados, programas de reasentamiento, actividades de integración y local e implicación de la sociedad civil organizada.

“Los avances y las buenas prácticas llevadas a cabo por los países de América Latina y del Caribe desde la Declaración de Cartagena han sido muy importantes. Sin embargo, aún tenemos grandes desafíos ante nosotros”, destacó Torzilli durante la sesión “Plan de acción de México y desafíos en el camino hacia Cartagena +30”, en la cual participó.

El representante del ACNUR en Brasil, Andrés Ramirez, que también estuvo presente en Fortaleza, recordó que la tradición latinoamericana de acoger, asistir e incentivar la integración de refugiados ya ha sido reconocida a nivel internacional. “Los marcos legales de la región y las comisiones nacionales de refugiados se están fortaleciendo. La participación de la sociedad civil, cada vez más comprometida, ha sido clave en este proceso de protección inspirada en el espíritu de Cartagena”, afirmó Ramirez.

Cartagena +30. Desde su adopción, la Declaración de Cartagena ha atravesado ya dos balances conmemorativos: en San José (Costa Rica, 1994) y en Ciudad de México (México, 2004). Ambos se tradujeron en propuestas que sirvieron de modelo para los instrumentos jurídicos de diversos países de la región, a saber: la “Declaración de San José sobre refugiados y personas desplazadas” y la “Declaración y plan de acción de México para fortalecer la protección internacional de los refugiados en América Latina”.

También bajo la inspiración de la Declaración de Cartagena, Brasil promovió en 2010 un encuentro internacional de países de la región que resultó en la “Declaración de Brasilia sobre la protección de refugiados y apátridas en el continente americano”.

La Declaración de Cartagena sobre Refugiados es resultado del encuentro entre los gobiernos y especialistas de Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, junto con México, Panamá, Colombia y Venezuela, celebrado en 1984 en la ciudad de Cartagena de Indias, en Colombia.

La declaración, considerada innovadora, amplía la definición de refugiado. En ella se recomienda que los países de la región reconozcan como refugiadas, además de las situaciones previstas en la Convención de 1951 y su Protocolo de 1967, a aquellas personas que abandonan su país porque su vida, seguridad o libertad de han visto amenazadas por violencia generalizada, agresión extranjera, conflictos internos, violación masiva de derechos humanos y otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público.

Por Karin Fusaro, en Fortaleza, Brasil

Gracias al voluntario de UNV Online Jaime Guitart Vilches por el apoyo ofrecido con la traducción del portugués de este texto.

ACNUR


Comentarios



Búsqueda de noticias

Título