La atención se centrará en la experiencia de primera mano de las personas afectadas por el cambio climático, así como en las preocupaciones relacionadas con el desplazamiento y la protección. En 2019, casi 2.000 desastres, en su mayoría relacionados con amenazas meteorológicas, provocaron unos 25 millones de nuevos desplazamientos en 140 países y territorios. A pesar de su vulnerabilidad única, las personas refugiadas, desplazadas internas y las comunidades de acogida históricamente han estado gravemente desatendidos por el apoyo de la acción climática. La crisis de la COVID-19 destaca el imperativo de escuchar la ciencia, aprender de las comunidades afectadas y actuar con urgencia para anticipar, mitigar y adaptarse a los inevitables impactos del cambio climático.

Después de los comentarios de apertura de la Alta Comisionada Auxiliar para la Protección, los representantes de las comunidades afectadas compartirán sus experiencias y recomendaciones para hacer frente a la emergencia climática, mientras que los investigadores y profesionales de la comunidad climática brindarán una perspectiva de los desarrollos de políticas que son necesarios para acelerar la acción climática. Una sesión de preguntas y respuestas permitirá a los participantes hacer preguntas a los oradores y representantes del ACNUR.