ACNUR observa un fuerte incremento del desplazamiento en Ucrania

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

En Ucrania, la Agencia de la ONU para los Refugiados está observando un aumento en el desplazamiento. Actualmente ACNUR estima que 54.400 personas se encuentran desplazadas internamente, de las que 12.000 son de Crimea y el resto de la región oriental. Durante la semana pasada, el número de desplazados internos aumentó en más de 16.400 personas.

También se aprecia un aumento en el número de ucranianos en Rusia y otros países, aunque hasta ahora sólo un número relativamente pequeño ha solicitado la condición de refugiado. Desde el inicio del año, en torno a 110.000 ucranianos han llegado a Rusia, y 750 han solicitado asilo en Polonia, Bielorrusia, República Checa y Rumania. De las personas que han llegado a Rusia, sólo 9.600 han solicitado asilo. La mayoría de la gente está buscando otras formas de estancia legal y, según cuentan a menudo al personal de ACNUR, por a temor a posibles complicaciones o represalias en caso de retornar a Ucrania.

Las llegadas de los últimos días se concentran principalmente en Rostov del Don (12.900 personas, entre ellas 5.000 niños) y Byransk (6.500 personas). En Rostov, las personas están siendo acogidas en edificios públicos y en algunos campamentos con tiendas de campaña. En Bryansk la mayoría se alojan con familiares y amigos. Además, se han recibido informes, aún sin confirmar, que señalan que también se han registrado llegadas recientes desde el este de Ucrania a Crimea.

El aumento de las cifras durante la semana pasada coincide con un reciente deterioro de la situación en el este de Ucrania. Las personas desplazadas citan el empeoramiento del orden público, el temor a los secuestros, las violaciones de los derechos humanos y la interrupción de los servicios públicos. ACNUR ha reforzado su presencia y ha desplegado equipos para monitorear el desplazamiento desde el este del país. Por el momento, la Agencia de la ONU para los Refugiados no ha podido verificar toda la información sobre desplazamiento y confía en las autoridades locales y centrales, sus socios y las organizaciones de la sociedad civil.

La inseguridad en algunas zonas de Ucrania está obstaculizando el acceso a muchas zonas donde se encuentran las personas desplazadas.

En Ucrania, los principales desafíos que actualmente afrontan las personas desplazadas son el acceso a los servicios sociales, a soluciones de vivienda y empleo a largo plazo, y las dificultades para transferir el registro de residencia. La mayoría de las personas reciben alojamiento temporal y asistencia de las autoridades locales, las ONG y donaciones de particulares. ACNUR ha comenzado a distribuir ayuda humanitaria a las personas desplazadas en el Este y ha prestado asistencia en el apoyo de los esfuerzos de las autoridades locales de la ciudad de Sviatohorsk, donde se encuentra la mayor concentración de desplazados internos. ACNUR también está poniendo en marcha un programa de autosuficiencia para personas desplazadas internas vulnerables en el oeste y el centro de Ucrania.