ACNUR expresa preocupación por los refugiados y desplazados en Yemen

Entre las personas asesinadas durante los combates recientes en Yemen se encontraban dos refugiados.

Los desplazados internos del norte de Yemen son algunos de los más afectados por los enfrentamientos actuales en el país.  © ACNUR/H.Macleod

GINEBRA, Suiza, 3 de junio (ACNUR) – Entre las personas asesinadas durante los combates recientes en Yemen se encontraban dos refugiados. Los enfrentamientos han provocado el desplazamiento de miles de yemeníes y refugiados. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha expresado su alarma ante el deterioro de la situación, que está afectando además a su capacidad para dar ayuda a estos grupos vulnerables.

"En Al-Hasaba, al norte de la ciudad de Sana'a, la capital de Yemen, dos refugiados somalíes fueron asesinados en los combates la semana pasada" dijo el portavoz de ACNUR Adrian Edwards en una conferencia de prensa que tuvo lugar en Ginebra el viernes. "Se trataba de un muchacho de 14 años y una mujer joven que habían huido de la violencia en Somalia para buscar refugio en Yemen".

La escalada de violencia entre las fuerzas de seguridad y las tribus armadas ha obligado a decenas de familias refugiadas a huir de Al-Hasaba y dirigirse a zonas de los alrededores. Cuando es posible, se alojan con parientes o amigos. A aquellos que no tienen una red que los apoye se les ofrecen otras posibilidades de refugio. Por ejemplo, la ONG Interacción en la Fundación del Desarrollo (IDF por sus siglas en inglés) está considerando la posibilidad de alquilar un edificio para darles cobijo temporalmente. ACNUR y sus socios están apoyando la reubicación de estas personas ofreciendo fondos de emergencia, agua y material de asistencia humanitaria. Unas 150 familias de refugiados han recibido ayuda de emergencia hasta ahora.

Los enfrentamientos en Al-Hasaba también están afectando a los yemeníes que llevan años desplazados a causa del conflicto en Sa'ada, en el norte. Entre estos desplazados internos (IDPs por sus siglas en inglés) que viven en Al-Hasaba, más de 80 familias han huido por los recientes combates y han regresado a la ciudad de Sa'ada y sus alrededores. ACNUR ha conseguido ubicar a 43 familias de desplazados internos y les está ofreciendo ayuda en materia de refugio y suministros básicos.

En Yemen, la Agencia de la ONU para los Refugiados atiende a casi 200.000 refugiados y 300.000 desplazados internos yemeníes del norte. "La escalada en el conflicto está afectando a la capacidad de ACNUR para proteger y asistir a esta gente en situación de vulnerabilidad", advirtió Edwards.

Mientras tanto, se estima que unos 20.000 nuevos desplazados internos han surgido en el sur de Yemen, puesto que la gente está huyendo de los combates entre las fuerzas del gobierno y las milicias en la ciudad de Zunjubar, en la gobernación de Abyan.

"Cientos de familias yemeníes han huido de la ciudad de Zunjubar hacia las zonas de los alrededores", dijo Edwards. "La mayoría de los desplazados internos están siendo acogidos en pequeños pueblos cerca de Zunjubar".

Además añadió que ACNUR está trabajando con sus socios y las autoridades locales para ayudar a 982 familias de desplazados internos acogidas en siete escuelas en la ciudad de Adén, al oeste del país. Las agencias humanitarias también están trabajando con las autoridades locales para evaluar la situación y dar ayuda urgente a estos nuevos desplazados.