ACNUR inicia un puente aéreo con auyda para los refugiados sudaneses en Sudán del Sur

This morning's flight from Nairobi brought urgently needed supplies to South Sudan, where tens of thousands of Sudanese seek refuge from fighting back home. UNHCR plans another 17 sorties over the coming weeks. [for translation]

Los suministros fueron cargados en un avión C-130 ayer en Nairobi. Hoy llegaron a Sudán del Sur a bordo del primero de los 18 vuelos previstos para el puente aéreo.  © ACNUR/F.Kasina

JUBA, Sudán del Sur, 20 de diciembre (ACNUR) – La agencia de la ONU para los refugiados ha empezado hoy un puente aéreo a gran escala desde Kenia para entregar ayuda urgente a 50.000 refugiados sudaneses en Sudán del Sur.

El primero de los 18 vuelos previstos, realizado con un C-130 Hercules, ha dejado Nairobi esta mañana con un cargamento de 12 toneladas de suministros, que incluyeron lonas y rollos de plástico, colchonetas para dormir, cobijas, mosquiteros, baldes, bidones y utensilios de cocina. El avión aterrizó a las 11 a.m. hora local en el aeropuerto de Malakal, cerca de los asentamientos de refugiados, en Sudán del Sur.

"Hay una desesperada necesidad de estos suministros", dijo Vivian Tan, portavoz del ACNUR en Juba, en Sudán del Sur. "La gente que llega aquí a menudo está exhausta, tiene hambre, frío, o está enferma. Ya distribuimos todo lo que teníamos a disposición, incluyendo los suministros que se encontraban en Juba y Malakal. Nuestro depósito en el terreno ya está casi vacío".

Los restantes 17 vuelos llevarán a Malakal otras 272 toneladas de ayuda desde los depósitos del ACNUR en Nairobi. Luego, los suministros serán enviados por carretera a la provincia de Maban, en el Estado de Nilo Superior – a unos 300 kilómetros al noreste – y al Estado de Unidad, al oeste. Los 18 vuelos tendrán un coste estimado de 1,5 millones de dólares (USD), mientras el valor de los suministros entregados es de 2,5 millones de dólares (USD).

Además de los suministros entregados con estos vuelos, en las próximas semanas el ACNUR enviará a Sudán del Sur 10.000 tiendas de campaña del depósito de la agencia en Dubai, por un coste estimado en 8 millones de dólares (USD).

En los últimos meses, los Estados de Nilo Superior y Unidad, en Sudán del Sur, han generosamente acogido a los refugiados que huían de los Estados de Nilo Azul y Kordofán del Sur, en Sudán.

"Muchas familias huyeron con pocas pertenencias y caminaron durante semanas en el monte, deteniéndose donde había agua y siguiendo cuando se agotaba", dijo Tan. "Algunos estaban varados en zonas muy boscosas a lo largo de la frontera con Sudán del Sur".

En el Estado de Nilo Superior desde el mes de septiembre han llegado al menos 40.000 refugiados. Según la información a disposición del ACNUR, 25.000 personas se encuentran en el campamento de Doro y unas 15.000 estarían varadas en la zona fronteriza de Elfoj. Ambas localidades se encuentran en la provincia de Maban. También se ha informado de otros 27.000 refugiados dispersos en la zona de frontera de Guffa, más al norte. Los equipos de reconocimiento del ACNUR están tratando de llegar a estas zonas de difícil acceso para verificar la información.

Hasta la fecha, el ACNUR ha distribuido los suministros de ayuda presentes el país a más de 19.000 de los refugiados sudaneses que se encuentran en el campamento de Doro. Los artículos distribuidos incluyen, lonas de plástico, colchonetas, cobijas, baldes y bidones para el agua, mosquiteros para la prevención de la malaria, jabón y utensilios de cocina. El depósito de la agencia en el campamento está casi vacío y espera ser reabastecido con los suministros del puente aéreo.

La semana pasada en Maban las autoridades han empezado la delimitación del área del campamento de Doro, operación que permitirá que los refugiados armen refugios más estables. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) está proporcionando raciones de comida, mientras Oxfam está cavando pozos para el agua. Médicos Sin Fronteras (MSF) Bélgica ha proporcionado letrinas y está controlando la situación de salud y nutrición de la población. Varias agencias más están confluyendo en el sitio o desarrollando programas afuera del asentamiento, para toda la comunidad.

"Entregar los suministros de ayuda a quienes los necesitan lo más rápidamente posible es logísticamente complicado", dijo Tan. "No lo podríamos hacer sin el compromiso y la cooperación de las autoridades y de nuestros socios implementadores".

A unos 70 kilómetros de distancia, en Jamman, el ACNUR y sus socios están organizando otro asentamiento para acoger a los 15.000 refugiados actualmente varados en Elfoj. Se está trabajando para garantizar el suministro de agua, el apoyo médico y asegurar que el sitio esté libre de minas.

En el Estado de Unidad unos 22.000 refugiados de las montañas de Nuba, en Kordofán del Sur han huido al asentamiento de Yida desde agosto. Este campamento improvisado está situado cerca de la inestable frontera y ha sufrido unos ataques en el pasado, el último de los cuales a mediados de noviembre. El ACNUR y sus socios han estado ofreciendo asistencia de emergencia al tiempo que pedían a los refugiados que se trasladaran a zonas más seguras dentro del país. Los trabajos continúan para tener listos otros campamentos más al sur en el Estado de Unidad. Además de los servicios básicos como comida, agua y atención sanitaria, los refugiados podrán ir a la escuela, recibir formación profesional, cultivar los campos o dedicarse a otras actividades para generar medios de vida una vez que estén instalados en los nuevos asentamientos.