Más de 10 mil refugiados congoleños han llegado a Ruanda en los últimos meses

And UNHCR registers 1,422 Congolese in south-west Uganda following fighting in North Kivu, bringing the total since January to more than 21,000. [for translation]

Refugiados congoleños llegan al centro de tránsito de Nkamira en Ruanda.  © ACNUR/S.Modola

CAMPAMENTO DE TRÁNSITO DE NKAMIRA, Ruanda, 8 de junio (ACNUR) – En medio de la permanente inestabilidad y los enfrentamientos en la región oriental de la República Democrática de Congo, siguen llegando civiles a Ruanda – donde el número de refugiados llegados desde el pasado mes de abril ha superado los 10.000 – y a la región sudoccidental de Uganda.

El pasado fin de semana se alcanzó la cifra de 10.000 y, el lunes, el número de refugiados congoleños registrados en el abarrotado campamento de tránsito de Nkamira ya era de 11.339. En los últimos días ha llegado un promedio diario de 230 refugiados a Nkamira, que se encuentra a unos 20 kilómetros del paso fronterizo entre Goma-Gisenyi y la provincia de Kivu del Norte, en la República Democrática del Congo. Desde principios de junio nadie ha solicitado regresar a Kivu del Norte.

Desde abril, los combates entre las tropas gubernamentales y los soldados renegados en Kivu del Norte han provocado el desplazamiento de más de 100.000 personas, incluidos los miles de refugiados que han huido a Ruanda y al distrito ugandés de Kisoro.

Las prioridades del ACNUR en Ruanda son la prestación de servicios adecuados de atención de la salud y alojamiento a las personas refugiadas en el congestionado campamento de Nkamira. La semana pasada se detectaron ocho casos de cólera entre los refugiados congoleños. Se logró controlar este pequeño brote, que puso de relieve los problemas a los que se enfrentan el ACNUR, el Gobierno y otros asociados para atender a esta gran afluencia de personas.

Para abordar el problema del alojamiento y la congestión en Nkamira, el Gobierno ha identificado un nuevo emplazamiento para un nuevo campamento de refugiados en Kigeme, en el sur de Ruanda. Está previsto que, el domingo, un primer convoy transporte a unos 500 refugiados desde Nkamira hasta el nuevo campamento, con el apoyo del ACNUR.

En un principio, se podrá alojar a 2.500 refugiados en las cerca de 600 tiendas que se instalarán en Kigeme. El ACNUR y sus asociados establecerán servicios temporales de abastecimiento de agua e instalaciones de saneamiento antes de la llegada de los primeros refugiados.

El Gobierno de Ruanda y el ACNUR han realizado las gestiones necesarias para que las personas que precisen atención médica sean tratadas en el hospital del distrito y en un dispensario local. Los niños refugiados podrán asistir a las escuelas que dependen de la diócesis local.

Mientras tanto, los aldeanos congoleños siguen llegando al distrito ugandés de Kisoro huyendo de los combates intermitentes en Kivu del Norte. Según informa el personal del ACNUR en Uganda, tras los últimos combates ocurridos el lunes, un total de 1.422 personas cruzaron la frontera en Bunagana y fueron registradas el martes por el organismo para los refugiados en el centro de tránsito de Nyakabande. Desde entonces se han apaciguado los combates en el territorio de Rutshuru.

Sakura Atsumi, representante adjunta del ACNUR, afirma que muchos de los nuevos refugiados ya habían sido desplazados internos en Kivu del Norte y vivían en una escuela primaria situada a unos cinco kilómetros de la frontera. Sin embargo, debido a los combates decidieron marchar a Uganda.

Sakura Atsumi dice que, desde principios de año, el ACNUR ha registrado a 21.448 refugiados congoleños en el centro de Nyakabande, un campamento en el que se les ofrece alojamiento y asistencia, situado a unos 20 kilómetros de la frontera.

En relación con los que cruzan la frontera, Atsumi explica que el peor mes fue mayo, cuando 12.977 personas huyeron a Uganda escapando de los enfrentamientos y recibieron asistencia en Nyakabande. "Todavía viven en condiciones relativamente dignas y no han sufrido problemas de malnutrición", señala. El centro de tránsito tiene capacidad para 6.500 refugiados y actualmente viven allí 5.100.

La mayoría de las personas que llegan a Nyakabande han sido trasladadas a asentamientos de refugiados en el interior de Uganda. El ACNUR ha organizado el transporte de casi 10.000 al asentamiento de Rwamwanja, abierto en abril y situado a unos 370 kilómetros al norte de Nyakabande.

Gracias a la voluntaria de UNV Online Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.